Cura relacionado con Pablo Escobar fue demandado por su expareja tras 22 años de relación
Share this on

Cura relacionado con Pablo Escobar fue demandado por su expareja tras 22 años de relación

Julio César Cardona López, de 42 años, contó el impresionante caso en la emisora W radio, en donde explicó que demanda 1.500 millones de pesos colombianos (lo equivalente a casi $500.000) por lo que sería una repartición de los bienes que dice haber compartido con el presbítero en las más de dos décadas de relación sentimental.

Se trata del padre José Elías Lopera Cárdenas, presbítero de la parroquia Santa María de los Ángeles del exclusivo sector de El Poblado en Antioquia, quien ha figurado desde los años 80 como asesor o colaborador del capo Pablo Escobar y del cartel de Medellín junto con el padre Hernán Cuartas.

Cardona sostiene que justamente por esa relación reconocida y documentada incluso con fotos, el cura no ascendió en la estructura jerárquica de la iglesia, pero que no le consta que haya mantenido bienes del narcotráfico.

Pese a esto, resulta muy difícil entender cómo un pastor católico lograría sostener gastos como los que el hombre dice que tuvo, sobre todo cuando  afirma que lo mantuvo durante todo ese tiempo con 8 millones de pesos mensuales (unos $2.600). Él lo atribuye a las limosnas que, afirma, alcanzan los 15 millones de pesos (casi $5.000) los domingos. Además, el requerimiento del hombre indica que el patrimonio que habrían compartido supera los tres mil millones de pesos (casi $1 millón).

Un divorcio

La demanda surge cuando la relación entre ambos se termina, en 2012, tras un accidente en el que Cardona terminó quemado en un 80 por ciento, debido a un ritual que su pareja le habría sugerido: bañarse con alcohol y tirar un fósforo al líquido residual. Estando convaleciente, el padre habría comenzado una relación con otra persona y habría dejado de mantener sus necesidades.

De esa manera inició un pleito semejante a la división de bienes de un divorcio, en el que el hombre sostiene que desde los 16 años, cuando comenzaron a intimar, recibía apoyo económico para su familia, para el colegio, posteriormente la universidad y varios lujos. El padre Lopera ya habría aceptado la relación frente a las autoridades judiciales y pagado 600 millones de pesos a su expareja, pero el problema viene con los otros 900.

En la etapa actual del proceso, Cardona dice haber recibido amenazas contra su vida y extorsiones, aunque su testimonio deja entrever que esta se habría dado en ambos sentidos, pues también habría amenazado con delatar su relación ante la curia de Medellín, lo cual hizo cuando empezó a buscar la indemnización. Sin embargo no obtuvo una respuesta y vio que más bien lo convirtieron en victimario, por lo que acusa a la Iglesia de encubrir lo sucedido.

Inclusive el hombre estuvo preso un día después de que el padre lo denunciara por extorsión tras tenderle una trampa en la que le aseguró que le iba a cancelar el dinero faltante.

Entre otras acusaciones, el hombre dice que el presbítero tuvo una hija con una empleada de servicio, la cual también mantiene. También dice que ha empleado estrategias para evitar pagarle lo que pide, como la venta de algunos inmuebles que estaban a su nombre, supuestamente poniéndolos a nombre de la iglesia y de familiares suyos y de su nueva pareja.

Lo que algunos medios han denominado el ‘Spotlight’ criollo, haciendo referencia al caso similar denunciado en la película ganadora del Óscar a mejor película, ha generado diversas reacciones entre medios y la opinión en general por tratarse de una relación que comenzó entre un adulto y un menor, un presbítero violando su voto de pobreza y castidad, la aprobación de la comunidad, las familias y demás sobre una relación que pareció pública, y el presunto encubrimiento de la institución.

Todo está por resolverse por la justicia y la curia, mientras el sindicado guarda silencio y organiza su defensa.

Ver más:

Safe found in Escobar’s Miami Beach mansion