Descubren en Colombia dos nuevas especies de rana
Share this on

Descubren en Colombia dos nuevas especies de rana

Marzo fue un mes especial para la biodiversidad en Colombia. Dos especies nuevas de ranas fueron registradas en el centro del país, en la región andina.

La primera a principios de mes, en el municipio de Arcabuco, Boyacá, según el diario El Espectador. Se trata de un espécimen que los investigadores del Instituto Humboldt denominaron Pristimantis macrummendozai, cuya característica principal son sus cejas amarillas.

Sus características le permiten sobrevivir en clima de páramo, donde fue vista por primera vez. Se trata de una de las 10 especies de ranas de lluvia propias de zonas de alta montaña, agrega ese diario.

Andrés Acosta Galvis, curador de Colecciones Biológicas del Instituto Humboldt, dijo a la revista Semana que “este tipo de descubrimientos ubica a Colombia entre los cinco países más megadiversos.”

También aprovechó para lanzar una alerta por estos ecosistemas pues, según él, “los complejos de alta montaña equivalen a ‘islas geográficas’ que son nichos de especies únicas imposibles de encontrar en sitios semejantes.”

La rana de El Dorado

En esa zona del centro del país es donde se ubica también el lugar de donde procede la leyenda de El Dorado: la Laguna de Guatavita. En inmediaciones de este lugar es que científicos del Instituto de Investigación Tropical del Smithsonian hallaron a la que bautizaron Pristimantis dorado.

“El extraordinariamente diverso grupo al que pertenece esta nueva especie, las Pristimantis, incluye 465 especies reconocidas, 205 de las cuales son de Colombia”, indica el informe del Smitsonian Institute, divulgado por Science Daily.

La principal particularidad de ese tipo de anfibios está en sus huevos, de los que las crías salen directamente como ranas, sin pasar por la etapa de renacuajo, agrega la publicación.

Andrew Crawford, miembro del instituto y parte de la facultad de la Universidad de los Andes, añadió que Colombia “ahora alberga 800 especies de anfibios, secundando únicamente a Brasil en diversidad total. (…) Cada año incrementa el número de especies de anfibios descubiertas y descritas.”

“En este punto todavía no podríamos ni siquiera estimar qué tanta diversidad de anfibios hay,” agregó.

La rana de las Farc

Tristemente solo hace un par de semanas se conoció que una especie bautizada con el mismo nombre del grupo guerrillero se extinguió en ese mismo país. La Atelopus Farci fue una especie bautizada a raíz de su capacidad para camuflarse en las selvas donde había presencia de ese grupo guerrillero, dijo a Noticias Caracol su descubridor, el profesor John D. Lynch, profesor a la Universidad Nacional.

El científico se aparta de cualquier acepción ideológica para explicar el nombre, pero no deja de comentar que cuando desarrolló su investigación le impresionó que en medio de la guerra, las Farc “estaban protegiendo bosques andinos.”

La directora del Instituto Humboldt, Brigitte Baptiste, destacó esa contradicción en el noticiero, pues uno de los principales efectos del conflicto fue “limitar de acceso al territorio”.

Aunque la investigación se restringió por este motivo, impidiendo incluso que Lynch volviera a la zona donde la descubrió, parecía que la presencia de los guerrilleros hubiera preservado su especie. Cuando él volvió, no la volvió a encontrar.