Guerrilleros de ELN y FARC tendrían cédulas venezolanas
Share this on

Guerrilleros de ELN y FARC tendrían cédulas venezolanas

Poseer estos documentos originales les habilitaría para sufragar y hasta recibir subsidios de parte del gobierno venezolano, indicó Noticias Uno de Colombia.

Además, ese noticiero estableció que se trataría de “mandos del (Ejército de Liberación Nacional) ELN y guerrilleros rasos de las (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) FARC, en la Guajira,” colombiana.

Las autoridades así lo establecieron después de encontrar un computador con copias de los documentos de los insurgentes.

Allí se evidenció que incluso uno de los comandantes del ELN contaba con un documento que lo acreditaba como policía del estado de Apure, así como las de otros varios jefes de esa guerrilla guevarista y su similar marxista, que actualmente se encontrarían viviendo en ese país.

Miles de guerrilleros

Hace algunas semanas, el gobernador del estado venezolano de Amazonas, Liborio Guarulla, señaló que en su jurisdicción estarían presentes unos 4.000 guerrilleros “que fueron ingresados a territorio venezolano por acuerdo del Gobierno nacional”, tal como informó El Impulso.

Además advirtió que estos “se han convertido en peligro para la seguridad de nuestra gente,” agregando que estos se encuentran sindicados de delitos como “contrabando, extorsión, minería ilegal o sicariato”.

Ambas guerrillas han tenido en Venezuela un lugar clave para el desarrollo de sus operaciones a nivel regional, de acuerdo con datos del Centro de Investigación del Crimen Organizado Insight Colombia.

“La guerrilla colombiana ELN ha utilizado el territorio venezolano desde hace algunas décadas, pero su presencia en el país se hizo más sinificativa desde el año 2000 debido al desplazamiento de sus operaciones en Colombia por los ataques de los paramilitares y las fuerzas de seguridad,” indica el Centro.

Para las FARC, mientras tanto, “Venezuela es una base de operaciones fundamental” pues “tres de sus siete bloques tienen presencia allí”.

Además, Insight Colombia agrega que se trata de uno “de los principales corredores de tráfico de drogas, y un lugar para escapar de la presión de las fuerzas de seguridad colombianas, llevar a cabo entrenamientos y reabastecerse de armas.”

Frontera convulsa

El gobierno venezolano había comenzado a reabrir la frontera entre ambos países, después de mantenerla cerrada desde agosto pasado.

Sin embargo, la seguridad en ambos lados de la línea fronteriza habrían comenzado a agitarse después del asesinato de un líder político de ese país en la zona limítrofe.

Los controles fronterizos también se habrían intensificado. Según El Carabobeño, “las autoridades de migración comenzaron a exigir a todos los extranjeros que ingresen por la frontera con Venezuela pasaporte, visa de trabajo en caso de que estén vinculados laboralmente con una empresa en Colombia y cartas de invitación o reservas hoteleras para los turistas.”

Por otro lado, el diputado suplente del estado del Táchira, César Vera, fue asesinado cerca de la frontera la semana pasada. El crimen generó una airada reacción del gobernador de ese estado, José Vielma Mora, quien no dudó en señalar al expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez de ser el responsable del acto, de acuerdo con El Nacional.

La Cancillería colombiana respondió solicitando las pruebas de tamaña acusación, al tiempo que se solidarizó con los familiares de la víctima y ofreció la ayuda que sea necesaria para esclarecer el hecho.

Ver más:

Has Maduro’s government frozen ELN peace talks?