Aparece turista francés que duró 42 horas extraviado en el volcán Cosigüina
Share this on

Aparece turista francés que duró 42 horas extraviado en el volcán Cosigüina

El hombre de 31 años de edad, identificado como Frank Jöel Daniel Villain, contó que se encontraba en Nicaragua como parte de su periplo por Centro y Sudamérica, visitando sitios históricos, ruinas y últimamente escalando montañas y volcanes por la belleza de sus paisajes.

Daniel Villain también contó, según La Prensa de Nicaragua, que un guía le indicó un camino, pero no pudo seguirlo debido a la niebla y en ese momento se desorientó. Deambuló por los linderos del volcán sin agua, se refugió en una choza y finalmente fue encontrado por un campesino que lo socorrió.

“No sé nada de volcanes, trabajo en un museo y un amigo me habló de este volcán porque es muy hermoso; se puede ver el Golfo (de Fonseca), El Salvador y Honduras. Subí al volcán, empecé a darle la vuelta, pero no fue buena idea porque el camino no es fácil. Mucho sol, después de cinco horas encontré una cabaña y tomé el agua que estaba ahí.”

Las autoridades insistieron a los turistas que desistan de intentar escalar la montaña sin guías, advirtiendo que se exponen a los peligros del lugar y a los de la intemperie si se extravían.

Según datos del cuerpo de bomberos del municipio de El Viejo, ya son cuatro los extranjeros que han pasado por esa situación este año, pero todos han sido rescatados a tiempo, de acuerdo con El Nuevo Diario.

No obstante, el 23 de marzo pasado se registró la muerte por inanición de Gustavo Salmerón Blanco, de 23 años, un visitante del lugar que pasó tres días extraviado con su hermano de 26, lo que ese medio resalta como una advertencia para aquellos que todavía estén considerando aventurarse por sí solos en el lugar.

El Nuevo Diario añade que el francés en cuestión ya habría sido dado de alta después de recibir hidratación, tratamiento para sus laceraciones y una férula en su pie derecho a raíz de un esguince que sufrió en su aventura.

Ver también:

Sleeping giant Momotombo awakens