Chile se confirma a la vanguardia en materia de regulación de drones a nivel regional
Share this on

Chile se confirma a la vanguardia en materia de regulación de drones a nivel regional

Esa parece ser la conclusión después de realizar con total éxito la Feria Internacional del Aire y del Espacio, la cual culmina el próximo domingo en Santiago de Chile.

La razón es que el país austral es el único con una regulación clara y precisa sobre el tema en la región y casi en el mundo. Esto permitió que este tipo de aeronaves, denominadas RPAs por sus siglas en inglés, fueran presentadas por primera vez en una feria aeronáutica en el mundo, justo en chile, tal como lo reseñó la página Directorio Transporte.

Incluso la frutilla del postre del evento fue la presentación del primer dron fabricado en ese país, identificado como Chercán, un modelo que, según el noticiero 24 Horas, puede tener hasta 40 minutos de autonomía.

Los drones en Chile

La normativa de regulación fue presentada el año pasado por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de ese país. Un documento que sienta un precedente internacional en la materia y que resulta inédito para la región. En él, tal como lo reseñó el portal ModoCharlie, la (DGAC) establece normas como la inscripción de aeronaves y la inscripción de operadores, para los cuales se emite un permiso que certifique que poseen instrucción en la materia.

También establecen claramente las zonas donde es permitido volar, la altura y las condiciones generales, además de las respectivas multas por incumplirlas. El reglamento consignado en las normas DAN 91 y DAN 151 de la DGAC, aplica principalmente a aquellos usuarios profesionales de estos artefactos, como periodistas, comunicadores, realizadores de eventos y ahora comerciantes.

                          Sin embargo, en el país de la estrella solitaria son varias las iniciativas que buscan darles un uso profesional. El encargagado del área de Topografía del Centro Técnico Proandes, Álvaro Peñailillo, enumeró el uso en ese país en al menos ocho campos:

“Medio ambiente: Elaborar mapas de polución lumínica y monitorizar la eficiencia de medidas ecoenergéticas; control y seguimiento de accidentes industriales con vertidos tóxicos en medios acuáticos y terrestres; control de áreas de depósito y almacenaje de residuos industriales y de su tratamiento.

Agricultura: Control y monitorización del estado de los cultivos mediante imágenes multiespectrales, control de la eficiencia de regadíos. Conteo y supervisión de producción agrícola subvencionada (por ejemplo, número de árboles).

Ganadería: Control y pastoreo de los rebaños y ganado, mediante cámaras montadas en drones.

Bosques: Supervisión constante, en horas de alto riesgo, de un área boscosa, en busca de puntos activos o conatos de incendio.

Geología: Realización de mapas geológicos sedimentológicos, mineralógicos y geofísicos, control y monitorización de explotaciones mineras y su impacto ambiental: movimientos de tierras, producción de áridos, residuos metálicos, balsas de decantación, etc.

Construcción e inspecciones: Inspección de obras desde el aire. Estimación de impacto visual de grandes obras.

Control y análisis de multitudes: Manifestaciones, conciertos, etc.

Exploración de lugares de difícil acceso: Cuevas, precipicios, etc.

Movilidad y Tráfico: Grabación y monitorización de la situación del tráfico”. Fuente: Diario Pyme