El machismo ‘grupero’ que generó rechazo en México
Share this on

El machismo ‘grupero’ que generó rechazo en México

Los actos de los artistas Gerardo Ortiz y Julio César Álvarez Montelongo, cuyo nombre artístico es Julión Álvarez, motivaron a cientos de mujeres a manifestarse en rechazo al machismo con el que actuaron y que de paso estaría presente en su música.

De acuerdo con BBC Mundo, el primero se encuentra en el paredón debido a “un video donde el protagonista quema viva a su pareja dentro de un auto porque supuestamente le fue infiel”.

El otro, salió a otorgar unas declaraciones en El Universal en las que negaba que fuera misógino, pero confirmó parte de los comentarios señalando que simplemente respondió a la pregunta de cómo le gustan las mujeres señalando que le gusta “que sean de casa (…), que me atiendan como me gusta y esté dedicada cien por ciento de un servidor por mi agenda”. También dice que no por pedir que sepa hacer las labores del hogar “le está faltando el respeto a las demás”.

“Me gusta que mi mujer sepa barrer, trapear, planchar, que si tengo pocos días libres me pueda preparar un caldito”

Quemada viva por infiel

Respecto al video de Ortiz, cuyas productoras estarían bajo investigación de las autoridades por presuntos nexos con organizaciones criminales, la vicecordinadora en México del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los derechos Humanos de las Mujeres (Cladem), Alejandra Cartagena López, opinó para la BBC: “Es apología del delito, naturaliza por completo el feminicidio, da este mensaje de que si tu novia esposa o amiga te es infiel mátala”, dijo.

Asimismo resaltó que en ese país “matar y desaparecer a una mujer en este país es normal. Eso está reflejado en las canciones y toda esta publicidad donde somos tratadas como objetos”.

No obstante, en ese país surgen otro tipo de protestas que buscan contrarrestar el machismo tan común en la música. El grupo de rap ‘Batallones Femeninos’, por ejemplo, busca denunciar los cientos de casos de abuso que suceden en ese país y que, pese a ser muchos en plena luz del día, carecen de testigos que verdaderamente oigan y escuchen a las víctimas. Así lo expresaron en la web Animal Político, en donde dicen visibilizar esos casos que se siguen repitiendo a lo largo y ancho de México.

“Nuestra defensa de la mujer es la palabra. Es hablar. Es hacer rap gritando que nos están matando, que nos están desapareciendo única y exclusivamente por ser mujeres”

Y es que no es un detalle menor que sea justamente el rap el que les esté dando visibilidad. Es un género contestatario que golpea los cimientos de la sociedad desde realidades urbanas que pareciera que no existen o se ocultan debido al temor a ver que allí están. Otra de ellas es Mare Advertencia Lírika, una muchacha de origen zapoteco que, en otro artículo de Animal Político, resalta el empoderamiento que ha conseguido a través del rap:

“El Rap me ayudó a empoderarme como mujer. Me dio una herramienta, me ayudó a cambiar, a encontrarme a mí misma, a encontrar mi identidad, y a reconstruirme”

Condena los estereotipos de mujer que se crean comercialmente y critica la forma en que se perpetúan socialmente, no para ahí y más bien parte a hacer otras críticas de la sociedad actual desde lo que ha experimentado. Críticas de igual profundidad, con las que busca tener un impacto mucho mayor, mientras continúa haciendo sentir su voz por las mujeres en un país acostumbrado a ignorar su sufrimiento.

Ver también:

Mexico: Sexual violence on the up