Guerrillas de las FARC y el ELN se habrían aliado para atacar a un grupo paramilitar
Share this on

Guerrillas de las FARC y el ELN se habrían aliado para atacar a un grupo paramilitar

En el corregimiento de Puerto López de El Bagre, departamento de Antioquia, los tres grupos ilegales terminaron enfrentados en un acto que la Defensoría del Pueblo colombiana ha condenado como violatorio del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

De acuerdo con el informe divulgado por esa dependencia, miembros fuertemente armados identificados con brazaletes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), “descendieron por la Loma de la Puerca hacia el Valle de Guamocó, en el sur de Bolívar, desde donde cruzaron hasta la zona del Bajo Cauca con el fin de atacar a los integrantes del Clan Úsuga que allí se encontraban y que en la zona se conocen con el nombre de Autodefensas Gaitanistas”.

El enfrentamiento ocurrió el lunes pasado y habría durado varias horas, desde las 8 de la mañana hasta el mediodía, momento en que la llegada del Ejército Nacional habría disuelto la confrontación.

De acuerdo con la Defensoría, el acto constituye una violación flagrante al DIH dado que en el lugar donde se desató el combate residen unas 5.000 personas, tres de las cuales terminaron heridas en el fragor del intercambio de disparos.

También se conoció que dos combatientes terminaron muertos y otros dos heridos.

La defensora regional de ese departamento, Gloria Elena Blandón, dijo a Semana que los habitantes del corregimiento venían siendo víctimas de hostigamiento por parte de ambos bandos bajo la advertencia de que no querían simpatizantes de su contraparte en ese lugar.

“Ha habido un desplazamiento gota a gota, pues las personas no se atrevían a denunciar por temor a que les pasara algo. (…) Ahora, con el enfrentamiento que hubo, tememos que ocurra un desplazamiento masivo o que, al contrario, pueda haber un confinamiento”

Blandón también criticó el hecho de que el Ejército hiciera presencia demasiado tarde, cuando ya el enfrentamiento había terminado.

Bandas criminales y paramilitares

Fuentes militares aseguraron a esa revista que hay indicios de un posible pacto entre ambas guerrillas para luchar contra la banda criminal que, según datos de la Defensoría, hace presencia en 22 departamentos de Colombia: “Antioquia, Bolívar, Caldas, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Sucre, Cundinamarca, Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, San Andrés, Santander y Valle del Cauca”.

Además, el reporte del Sistema de Alertas Tempranas agregó que no solo se trata de los Úsuga, sino que también se ha registrado “la presencia activa de otras cuatro estructuras de grupos posdesmovilizados, que corresponden a reductos de Los Rastrojos (en 16 departamentos), Libertadores del Vichada y Bloque Meta (en tres) y La Empresa en uno”.

Los principales actos delictivos de los que se les acusa incluyen “amenazas, el desplazamiento forzado, los homicidios selectivos, la extorsión y el constreñimiento de las libertades mediante el control territorial”.

“De las 58 situaciones de riesgo advertidas el año pasado por posibles vulneraciones a los derechos humanos asociadas a los grupos armados ilegales, estas organizaciones posdesmovilizadas o bandas criminales, eran protagonistas de 51, es decir el 88 por ciento”

También advierte que “independientemente de la denominación de los grupos posdesmovilizados como bandas criminales o emergentes, las acciones violentas cometidas por ellos sigan siendo tratadas como delitos comunes, pues las víctimas no son consideradas como parte de la población civil afectada por el conflicto”.

Ver más:

ELN confirma que los diálogos con el Gobierno comenzarían en mayo