Hacker colombiano dice haber ayudado al presidente de México a ganar las elecciones
Share this on

Hacker colombiano dice haber ayudado al presidente de México a ganar las elecciones

Andrés Fernando Sepúlveda es un viejo conocido en su país, después de que su nombre ocupara la mayoría de las tapas de los diarios colombianos hacia el final de la campaña presidencial de Colombia en 2014.

En ese entonces, fue debido al surgimiento de un video en el que se le ve rindiendo cuentas al entonces candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga sobre delicados temas de inteligencia y seguridad nacional que supuestamente recavaba con sus habilidades.

Ahora, una entrevista con la revista Bloomberg promete aumentar los alcances de sus aseveraciones, que para muchos en su país no son más que fantasías. Sepúlveda afirma que llevó a cabo actividades similares de ‘hackeo político’ en varios países latinoamericanos, principalmente en México, en donde asegura haber jugado un papel clave en la elección del hoy presidente Enrique Peña Nieto.

“Sus equipos trabajaron en elecciones presidenciales en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela. Las campañas mencionadas en esta historia fueron contactadas a través de ex y actuales voceros”, detalla Bloomberg.

“Mi trabajo era hacer acciones de guerra sucia y operaciones psicológicas, propaganda negra, rumores, en fin, toda la parte oscura de la política que nadie sabe que existe pero que todos ven”

El ‘hacker’ aseguró que su mentor para los trabajos de hackeo político fue el famoso asesor político Juan José Rendón, quien negó las numerosas relaciones que Sepúlveda hizo sobre su relación en las mencionadas campañas.

Sin embargo, el hombre se sostiene y relata con todo lujo detalle sus actividades en las sombras, los montos que recibía por ello, las estrategias que usaba y los contactos que tenía: todo aquello de lo que dice no arrepentirse en lo más mínimo.

El ‘hacker’ y la campaña colombiana

Con esta entrevista, Sepúlveda vuelve a tener notoriedad mediática después de la revelación del mencionado video, por parte de la revista Semana. El escándalo de grandes proporciones estalló debido a que lo que Sepúlveda le contaba al hoy presidente del partido del expresidente Álvaro Uribe, el Centro Democrático: los resultados de presuntas interceptaciones a negociadores de paz en La Habana, Cuba. De la conversación también se podía deducir que la información sustraída era utilizada para boicotear el proceso de paz.

En algunos apartes parece que Sepúlveda tuviera acceso a altas fuentes de inteligencia del Estado, hablando con términos y conocimiento de causa sobre el tema. Tanto Zuluaga como el que entonces llamaba su asesor espiritual de campaña, Luis Alfonso Hoyos, se notaban interesados y enterados de la información, pero posteriormente, cuando el caso salió a la luz pública, negaron todo y se apartaron del asunto.

El hecho marcó un antes y un después en esa contienda electoral, ganada finalmente por Juan Manuel Santos, mientras que la investigación sobre las responsabilidades del caso no quedó del todo clara.

Sepúlveda afirmaría después que había recibido supuestas amenazas si declaraba, pero nunca hubo una respuesta clara y solo él fue condenado a 10 años por cargos de espionaje, uso de software malicioso, conspiración, uso de software malicioso y violación de datos.