Impeachment contra Rousseff comienza a hacerse realidad
Share this on

Impeachment contra Rousseff comienza a hacerse realidad

Con una votación de 38 a favor y 27 en contra, la comisión especial de impeachment admitió que el proceso de juicio político a la presidenta Dilma Rousseff avanzara a la plenaria de la Cámara.

Allí, de acuerdo con la cadena O Globo, serán necesarios 342 votos de 513 parlamentarios para que el proceso pase al senado o se quede en esa instancia. En esa instancia se decidirá el próximo domingo.

No obstante, ese medio señala que la coalición de gobierno tendrá difícil intentar revertir la tendencia en contra que la ahora aparentemente mayoritaria oposición ostenta contra la mandataria.

Además agrega que tan solo el fragoroso clima en el que se desarrollan las votaciones da la impresión de que la envalentonada oposición adquiere cada vez más impulso.

Dentro del mismo gobierno, mientras tanto, persisten las dudas y se podría agudizar la crisis de gobernabilidad que comenzó con la dimisión de algunos funcionarios, entre ellos el ministro de Deportes.

Mientras tanto, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva intenta salvar los papeles señalando que la victoria de este lunes en realidad “no significa nada”.

Tal como reseñó Folha do Sao Paulo, “La comisión solo nos venció”, inició el exmandatario. “Eso no quiere decir nada (…). El domingo es que debemos tener claridad, sabemos que tenemos que hablar con los diputados”, complementó Lula da Silva evidenciando a su vez la necesidad de forjar alianzas para poder evitar el impeachment, al tiempo que insistió en matizar el asunto como un “intento de golpe de estado”.

La crisis de la presidenta brasileña comenzó a agravarse después de múltiples protestas y el empeoramiento de la situación socioeconómica después de que una facción del oficialismo que antes le era fiel decidiera apartarse de la coalición de gobierno y de paso buscar someterla el juicio político.

Ese es el impeachment que se busca adelantar contra Rousseff pretende que responda por el presunto ocultamiento del déficit fiscal de ese país durante tu mandato.

Ver más:

Impeachment and corruption charges could mean Dilma Rousseff’s days are numbered