Medellín: ¿El “Silicon Valley” de América Latina?
Share this on

Medellín: ¿El “Silicon Valley” de América Latina?

‘La ciudad de la eterna primavera’ está en desarrollo.

Pese a que las cicatrices de la época, como ser sede del narco-imperio de Pablo Escobar, nunca se curarán absolutamente – especialmente mientras estén tan frescas en la memoria de la presente generación – la ciudad de Medellín posee muchas razónes para estar optimista.

A pesar de que la asistencia escolar descendía a niveles preocupantes durante los años ochenta y la criminalidad era un azote persistente, la capital antioqueña ha sacudido su pasado y encuentra luz en un sector tecnológico impresionante.

Un nuevo Silicon Valley…

Hoy conocido como el ‘Silicon Valley’ de América Latina (lleva el nombre del valle famoso en California, EEUU, que cuenta con empresas como Google y Apple en su localidad), Medellín atrae cada vez más inversión – por dentro del país y por fuera – que sirve para prosperar su reputación formidable.

El recorrido hasta ser el centro tecnológico del continente ya estaba bastante adelantado cuando llegaron a la ciudad Conrad Egusa y Eddie Arrieta hace tres años. En 2013, con la inauguración de su ‘área empresarial’, ESPACIO,  los socios tenían una visión clara y precisa de lo que querían hacer con la escena ‘start-up’ que ya existía en Medellín.

El proyecto trató de revolucionar y apoyar; incrementar y construir sobre los cimientos alentadores ya existentes. Nombrado ‘Ciudad Innovadora del Año’ por el Wall Street Journal en 2012, Egusa cree que Medellín puede posicionarse definitivamente como el centro de innovación latinoamericana.

Tiene razón. Hoy más que nunca jóvenes ambiciosos están llegando a Medellin desde Chile (gracias al programa exitoso Startup Chile), Argentina y Venezuela en particular en busca de oportunidades y empleo.

Pero el interés también se extiende más allá del continente. Un puñado de empresarios británicos están en Medellín con el fin de aprovechar del ‘boom’ ellos mismos – entre ellos Nick Aldridge.

“Hay una falta,”

En conversación con el Medellín Herald a los finales de 2015, Aldridge subrayó los varios triunfos de su empresa, Kogi Mobile, radicada en la ciudad. El grupo diseña y desarrolla ‘apps’ para smartphones y su equipo de 30 técnicos (que ha crecido desde el 2011, al ser fundado con solo tres empleados) hace negocios lucrativos con empresas por las Américas.

Además, Aldridge afirma que el sistema colombiano no siempre ayuda a los ‘start-ups’, particularmente en la esfera de la tecnología.

“Hay una falta de habilidades tecnológicas en Medellin,” dice; “más de la mitad de nuestros empleados en Kogi viene de afuera de la cuidad.”

Un camino innovador

Desde su posición, entonces, y con una falta de técnicos cualificados dentro de Colombia, no hace sentido que el departamento de inmigración colombiano recién rechazó la aplicación a visa de un excelente candidato venezolano. Queda claro qué actitudes necesitan cambiar si la industria va a mantener su prominencia.

De todas maneras, Medellín merece su éxito en el campo de innovación tecnológica. Sin embargo, para mantenerse en la cima de la pirámide, la ciudad necesita seguir en este camino innovador: no puede darse el lujo de estar autocomplaciente en los éxitos ya alcanzados.

Esperamos que sea el caso de que el camino solamente está acabando de empezar, y la cumbre todavía no ha sido alcanzada.

Ver también:

Colombia: Mass grave exhumation to begin in Medellín