A mujeres policías mexicanas les habrían pasado revista de atributos físicos
Share this on

A mujeres policías mexicanas les habrían pasado revista de atributos físicos

Un grupo de mujeres policías de Querétaro denunció que el ayuntamiento de esa ciudad pretendía conformar un cuerpo femenino de policías que se destacara por sus atributos físicos.

Las elegidas serían obligadas a vestir de minifalda y tacones altos, sostuvo Maricruz Ocampo, de la organización Coincidir Mujeres, en el diario Regeneración.

La denunciante asegura que el 19 de noviembre del año pasado les pasaron revista para elegir a algunas por sus atributos físicos. También, fueron obligadas a prestar el servicio sin la indumentaria de dotación de cualquier agente hombre o mujer. De la misma manera sostiene en ese que descartaban a las agentes embarazadas o de mayor edad, y que además de lo denigrante desconoció totalmente cualquier mérito o logro para centrarse en su apariencia.

“Las obligaron a dar el servicio en tacones de 12 centímetros, con mallones o minifaldas. Tienen que ir maquilladas, planchadas y peinadas, y así las llevan a los eventos,” asegura Ocampo, quien también asegura que medio centenar de agentes fueron las que sentaron su queja por esa conducta.

“Tú estás panzona, pásate para atrás”

El vocero de la Secretaría de Seguridad Pública, Luis Enrique Estrada Luevano, explicó que todo se trató de un malentendido.

Según él, la instrucción que se dio fue presentarse formalmente para elegir quiénes saldrían como imagen de la institución, indicó el Diario Rotativo. El funcionario también aseguró que en el proceso de selección fueron designados hombres y mujeres, pero nunca de la forma en que se dijo que fue.

El mencionado cuerpo femenino de policías vestidas como edecanes de Aguascalientes había saltado a la fama sobre todo después de que el propio presidente Enrique Peña Nieto se fotografiara con ellas, recuerda el portal Sipse.

Sin embargo, ese grupo desapareció como tal y sus miembros visten como agentes normales aunque conservan labores conciliadoras y de cercanía con la comunidad, pero lejos también de la imagen ‘fashion’ que antes tenían.