Tribunal de EE.UU. confirma condena de 10 años a oncóloga colombiana por envenenar a su amante
Share this on

Tribunal de EE.UU. confirma condena de 10 años a oncóloga colombiana por envenenar a su amante

Ana María González, oncóloga especialista en cáncer de mama y natural de Popayán, en el departamento de Cauca, fue condenada a 10 años de prisión y a pagar una multa de $10.000 el 29 de septiembre pasado en un tribunal del condado de Harris en Houston, Texas.

González fue declarado culpable por haber intentado envenenar a su presunto amante y colega, el doctor George Blumenschein.

Así lo hizo saber la madre de la acusada en un mensaje publicado en un grupo de apoyo a la doctora, de acuerdo con Noticias Caracol.

Una apelación negada…

“Lamentablemente tengo que informarles que la apelación de Anita fue negada en el tribunal de Houston”, escribió la señora Lula Angulo Doria. Ese noticiero detalla que todavía le queda un último recurso de apelación, pero por lo pronto la científica tendrá que continuar privada de la libertad.

El grupo de Facebook fue además borrado, debido a la actualización del manual penitenciario del Departamento de Justicia de Texas, en el que se prohíbe que un interno administre sus redes sociales, o lo haga por medio de un familiar, castigando esta violación con el retiro de algunos beneficios, el aumento de trabajos forzados o hasta el confinamiento.

El diario El País había adelantado a finales del mes pasado que se trata de una acción popular instaurada en un tribunal de la ciudad de Cali que busca que el gobierno colombiano declare un incidente diplomático con el fin de revisar el caso de manera conjunta.

“Le haya ofrecido un ‘café colombiano’”

El abogado autor de la iniciativa, Julián Eraso de Jesús, sostuvo en ese diario que “Es claro que el fiscal estadounidense usó como argumento la nacionalidad de Ana María (González Angulo) para indicar su culpabilidad”, pues subraya que “menciona el hecho de que fuera colombiana y de que le haya ofrecido un ‘café colombiano’ al médico que supuestamente ella trató de envenenar”.

Aunque el recurso habría sido negado en un primer término aludiendo la soberanía de los Estados Unidos en la administración de justicia, el tribunal le habría concedido la razón en la medida en que pedir la revisión del caso mediante esa figura es también un recurso válido.

“Es evidente que la Presidencia no ha defendido lo que se conoce como el Patrimonio Cultural”, agregó Eraso.

“Lo que es preocupante es que bajo el argumento de la nacionalidad Ana María haya sido condenada y Cancillería no haya dicho nada. ¿Cuántos otros casos así podrán haber sucedido?”

El País detallaba que en la apelación que fue denegada, se pretendía incluir el testimonio de otra compañera de Blumenschein, que aseguraba que también había tenido un romance con él y que tenía pruebas de que sus acusaciones eran falsas.

La justicia estadounidense estableció que la oncóloga habría tratado de envenenar a su colega poniendo un líquido anticongelante en un “café colombiano” que le convidó en su casa después de que tuvieran relaciones sexuales y antes de ir a trabajar, de acuerdo con el Houston Chronicle. En el trabajo, el médico se sintió mal y al ser tratado tuvo que ser sometido a una diálisis, quedando con un daño renal permanente.

Esto se une a las diversas pruebas desplegadas por la fiscalía con las que buscaba demostrar que González Angulo pretendía alejar a Blumenschein de su pareja con el fin de tener un hijo con él.