Alcaldesa baila con los presos mientras el penal pasa una situación crítica
Share this on

Alcaldesa baila con los presos mientras el penal pasa una situación crítica

Se trata de una de las cárceles con mayores índices de hacinamiento, cuestionada también por las condiciones infrahumanas en las que viven los reclusos.

Es el penal de Villahermosa, en Colombia, en donde pese a los problemas, la directora del mismo se dio el lujo de dejarse contagiar por la música y saltar a una pista improvisada a bailar con algunos de los presos.

Así lo publicaron algunos medios de comunicación de ese país, como el noticiero Noticias Uno, después de que salieran a la luz pública algunas fotos en las que se viera a Claudia Patricia Giraldo Ossa danzando alegremente sobre unas mesas que le sirvieron de pista de baile, ante la mirada de otros reclusos.

El noticiero destaca que algunos no han visto mayor problema en la conducta de Giraldo Ossa, pese a que los comentarios han sido de todo corte, sobre todo teniendo en cuenta que lo hizo completamente rodeada de reclusos que, como menciona el medio, no están allí exactamente por buenas conductas.

La situación no es tan fácil pues tan solo hace un par de semanas, el secretario de salud de Cali, Alexander Durán, decretó la emergencia sanitaria tras detectar 798 casos de presos que “padecen diferentes enfermedades entre las que están psiquiátricas, VIH y tuberculosis”, según el diario El País de Cali.

La emergencia habría sido declarada después de que se evidenciaba que los reclusos no están recibiendo tratamientos para sus afecciones.

La supervisiòn a la que fue sometida la cárcel tambièn constatò que las instalaciones médicas se encuentran en deplorables condiciones, y que los patios de reclusión tienen problemas de higiene que incluyen plagas de chinches y pulgas.

“Este centro carcelario, construido para albergar 1393 internos, actualmente tiene un hacinamiento del 300 por ciento con 6451 presos”

Durán aceptó que de momento la cárcel no tenía problemas por mosquitos transmisores de enfermedades, pero el peligro es latente en caso de que alguna vez llegara a haberlos. En medio, o más bien encima de toda esta problemática, estaba bailando la directora del lugar.

Cárceles de rumba

Curiosamente no es la primera vez que sucede algo así en Colombia.

A principios de mayo se había conocido otro video en el que el director encargado de la cárcel de la ciudad de Leticia, Carlos Alberto Riveira, gozaba de la compañía de dos voluptuosas bailarinas en una escena que habría ocurrido en la cárcel de esa ciudad, capital del departamento del Amazonas, en el sur de Colombia, de acuerdo con Semana.

Esa cárcel también es una de las que presenta mayores condiciones de hacinamiento en el país, al punto que la ocupación doblaría la capacidad del penal, según la revista.

“Tanto así, que no hay médico, ni psicólogo, ni trabajadoras sociales ni almacenistas que velen por las condiciones dignas de los internos”, agrega.

Eso sí, el lugar de reclusión tendría un lugar específico para ese tipo de eventos, que en el caso del video habrían ocurrido hace un año o más, pues Riveira aparece todavía con uniforme del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), y aseguró que todo sucedió de sorpresa, con motivo de su cumpleaños.

Ver también:

The surreal world of Venezuela’s party prisons