Conocen a la colombiana quien se enfrentó a más de 300 neonazis en Suecia
Share this on

Conocen a la colombiana quien se enfrentó a más de 300 neonazis en Suecia

Se trata de María Teresa ‘Tess’ Asplund, una mujer de 41 años y descendencia colombiana, quien se convirtió en un ícono contra el racismo.

Aplund, quien en medio de una marcha de manifestantes extremistas se puso a caminar en sentido contrario con el puño derecho en alto contra seguidores del Movimiento de Resistencia Nórdico, en Suecia, se convirtió en sensación por las redes sociales.

Tess, quien lleva más de 26 años como activista antirracial, y quien se inspira por las acciones de Nelson Mandela, siente miedo por las repercusiones de su acción. La mujer aseguró  que está “un poco asustada y preocupada”, por el historial de violencia que tiene este grupo, aclara el diario colombiano El Espectador.

“A los neonazis ya no les gustaba”.

La mujer, quien nació en la ciudad de Calí, fue adoptada a los siete meses por suecos. La mamá de dos hijas y comentó que su reacción fue un impulso “Estaba pensando: por supuesto que no, que no pueden marchar aquí! Tenía esta adrenalina. Los nazis no van a marchar aquí, eso no está bien”.

“Estaba enfadada. ¿Cómo podían haber obtenido permiso para manifestarse, como si la calle fuera suya?”, agregó durante una entrevista con BBC Mundo.

“Soy una activista muy conocida. A los neonazis ya no les gustaba. Ahora me odian”, dice.

La caleña aclaró que había participado en otras marchas contra la organización, pero fue la primera vez que los encaró. “Cuando supe que iba a haber esta marcha, salí a la calle e hice el gesto de Nelson Mandela, con el puño en el aire, mirándolos muy mal, como diciéndoles ‘no perteneces a este lugar’. Estaba frente al líder. Me miró y lo miré, no dijo nada, solo había silencio”, narró.

Tess ha dicho que le gustaría viajar a Colombia para conocer a su familia, pero no alcanza pagar los pasajes para ella y sus hijas.

“Yo siempre les he dicho a mis hijas, de 16 y 22 años, que tienen que buscar a su abuela. Sé que mi madre (Gloria Fabiola Quiñones) era muy joven cuando estaba embarazada de mí en Cali, tenía cerca de unos 15 años, era muy joven. Entiendo que mi padre también era un afrocolombiano, toda esa información la supe cuando era joven.”