Deterioro económico mundial arrastra a América Latina a una crisis por desempleo
Share this on

Deterioro económico mundial arrastra a América Latina a una crisis por desempleo

Así lo advierten la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su último informe “Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe. Mejoras recientes y brechas persistentes en el empleo rural”.

La publicación sostiene que pese a los buenos registros en materia de empleo a nivel regional, la crisis económica mundial terminará por impactar en la región.

Condiciones desfavorables…

La poca efectividad de las medidas tomadas por los gobiernos regionales para protegerse del impacto de la crisis coadyuvaría en ese desenlace.

“El proceso de continua mejora de los indicadores laborales que benefició a la región durante gran parte de los últimos 15 años se frenó en un contexto macroeconómico global más desfavorable”

Se trata concretamente del fracaso frente a fenómenos como la informalidad laboral y la desigualdad, así como la escasa diversificación productiva, de acuerdo con la CEPAL.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) destaca que la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) regional generó el año pasado la primera subida en el índice desde 2009, el cual alcanzó el 6,5 por ciento. Dada la nueva contingencia, aventura una cifra de impacto: sería un 0,5 por ciento, lo que indica que la cifra alcanzaría el 7 por ciento.

El aumento también se debería a la imposibilidad de suplir la demanda laboral con una generación de empleo suficiente, lo cual generó un aumento considerable en el subempleo y la informalidad, desfavoreciendo la calidad del empleo en general.

La ONU también señaló que aunque el desempleo aumentaría a nivel regional, esto no significa que se trate de un fenómeno generalizado que afecte a todos los países, pues “en 2015, la tasa de desempleo aumentó en siete de los 19 países, mientras que en nueve cayó y en otros tres se mantuvo prácticamente estable”.

“En general, en los países de Centroamérica, México, República Dominicana y las naciones del Caribe la evolución del mercado laboral fue más favorable que en América del Sur, cuyo desempeño se vio afectado por el impacto del contexto externo en su actividad económica y la inflación, entre otros factores”

Un fenómeno global

No se debe entender el fenómeno como exclusivo de Latinoamérica, pues lo que indica, por el contrario, es que la región ha sobrellevado la crisis mundial de una manera bastante mejor que otras regiones del mundo.

La prueba es que sus efectos recién comenzaron a sentirse el año pasado, de acuerdo con las cifras anteriormente expuestas.

Una muestra de esto es que el promedio regional se encuentra cerca del que mantienen los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el cual se encuentra en 6,4 por ciento, de acuerdo con El Financiero de México.

En los Estados Unidos, por ejemplo, las solicitudes de subsidios por desempleo han aumentado considerablemente alcanzando su punto más alto desde febrero de 2015, llegando a unos 294.000 en la primera semana de mayo, informó la cadena Televisa.

“Pese al incremento de la semana pasada, los pedidos han permanecido debajo del umbral de 300,000, asociado con condiciones saludables del mercado laboral, por 62 semanas consecutivas, la racha más larga desde 1973”, indicó ese medio.

Ver más:

Fighting unemployment: Sign up to Brazil’s Santa school