Dilma Rousseff es apartada del poder y será sometida a juicio político
Share this on

Dilma Rousseff es apartada del poder y será sometida a juicio político

Con una votación de 55 a favor y 22 en contra, el senado brasileño aprobó el llamado ‘impeachment’ a la presidenta Dilma Rouseff, el cual implica que se le retira de la presidencia durante 180 días mientras se le somete a juicio político por haber presuntamente maquillado el déficit presupuestal de ese país.

Concretamente, se le acusa de haberlo hecho mediante “el uso de fondos de bancos públicos para cubrir programas de responsabilidad del gobierno”, de acuerdo con la BBC.

El proceso tiene el plazo de seis meses para desenvolverse, tras el cual se debe decidir la responsabilidad de Rousseff en los hechos que se le endilgan. Si al final del juicio resulta hallada inocente, deberá ser restituida inmediatamente en la jefatura de estado.

Le puede interesar: Cuando el Impeachment contra Rousseff comenzaba a hacerse realidad.

Este jueves también debe asumir el vicepresidente Michel Temer como presidente provisional. El político hace parte del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), cuyo apartamiento del oficialismo fue la estocada final para que el gobierno actual terminara de esta forma debido a la escasa gobernabilidad con la que quedó a nivel regional sin su principal aliado.

Los principales retos que afrontará Temer serán de carácter económico, pues se buscaría que le diera un revés al pesimista panorama que se vive en ese país desde hace varios meses, en el que se han dejado notar manifestaciones contra el gobierno suspendido por la falta de medidas eficaces para paliar la crisis, algo que tuvo como agravante la zozobra por el futuro de la presidenta, hoy destituida al menos temporalmente.

“Las acciones inmediatas apuntan a establecer un límite para el gasto público y la desvinculación del presupuesto, además de la revisión de la meta fiscal”, detalla O Globo.

Ese medio señala que serán claves los primeros 60 días de gobierno, en los que se debería plantear objetivos claros y sensatos qué cumplir, para aprovechar además la maniobrabilidad que le brinda el capital de apoyo político con el que queda en el Congreso.

Le puede interesar: De aliado a traidor: Michel Temer se enfrenta contra Rousseff.

Se está cometendo uma injustiça histórica

É GOLPE“Quanto mais uma palavra se aproxima da realidade que se quer esconder, maior o incomodo que seu uso traz.” O ministro José Eduardo Cardozo, da AGU Advocacia-Geral da União, lembrou que se está usando pretextos jurídicos para tirar do poder uma presidente legitimamente eleita em uma injustiça histórica.

Posted by Dilma Rousseff on Thursday, May 12, 2016

Se trata del fin de 14 años en el poder para el Partido de los Trabajadores, después de dos gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y uno completo y fracción para Dilma, que durante todo el proceso habló de golpe a la democracia, al igual que sus copartidarios.

El hecho marca una tendencia sorprendente, tal como destaca la cadena O Globo: de los 36 gobernantes que ha tenido el país en 127 años de República, instituidos por cualquier medio, 11 no han terminado su mandato. Es decir, uno de cada cuatro; ya sea “por enfermedad, muerte, renuncia, acción del Congreso o golpe”.

Le puede interesar: Impeachment contra Rousseff estuvo anulado durante algunas horas.

Ese medio también señala que es la segunda vez que un presidente brasileño es apartado del cargo por medio del ‘impeachment’, después de Fernando Collor de Mello, quien fue apartado después de descubierto un esquema de corrupción que tocó su círculo político de campaña, y terminó costándole la presidencia. Paradójicamente, en esta oportunidad Collor hizo parte del grupo de senadores que votó por el sí al impeachment a la mandataria.

En su pronunciamiento posterior a la votación, Rousseff pidió a sus seguidores enfrentar el proceso de forma pacífica, pero no se movió de su posición de víctima.

Habló de “errores”, pero no “crímenes”, y afirmó que se trata de una interrupción arbitraria de un gobierno elegido democráticamente. Mientras hablaba, Temer era notificado del resultado del proceso e investido casi automáticamente como presidente interino del Brasil.

Le puede interesar: El exfutbolista y senador Romario se puso a favor de la destitución de Dilma.