Establecen procedimiento de aprobación e incorporación de acuerdos de paz de La Habana
Share this on

Establecen procedimiento de aprobación e incorporación de acuerdos de paz de La Habana

Así lo establece un ‘artículo transitorio’ acordado en los diálogos de paz de La Habana, Cuba, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

El acuerdo sería incluido en el acto legislativo que pasa por el congreso de ese país, el cual se convertiría en el sello definitivo de la paz entre ambas partes en la medida en que servirá como eje legal y garantía para la implementación de los acuerdos, algo que a partir de esto tendrá validez a nivel constitucional.

Amparados en el artículo de los Convenios de Ginebra de 1949, el artículo establece que se usará la figura de Acuerdo Especial para la aprobación del acuerdo final, detalló la Presidencia.

Esto también establece un procedimiento para la incorporación del acuerdo al marco legal colombiano. El procedimiento tendrá los siguientes criterios:

  • Envío al Congreso para su incorporación al derecho interno por medio de una ley.
  • Tramitación como ley ordinaria.
  • Radicación del proyecto ante la secretaria del Senado y publicación.
  • Debate en comisiones constitucionales conjuntas del Senado y Cámara, votación, debate en plenario del senado y debate en plenario de la Cámara.

Asimismo determina que “el tránsito del proyecto entre una y otra cámara será de ocho días, las votaciones serán únicamente de aprobación o improbación de todo el texto, por mayoría calificada”.

Luego del control de constitucionalidad de la ley aprobatoria del Acuerdo Especial, pasará a “sanción presidencial y publicación en diario oficial”, algo que, según el documento.

“El procedimiento legislativo de aprobación de leyes o actos legislativos para la implementación o desarrollo del Acuerdo Final, será el Procedimiento legislativo especial para la paz establecido en el artículo transitorio xxxx contemplado en el artículo primero de este Acto Legislativo, y estará en vigencia para la aprobación de normas de implementación y desarrollo del Acuerdo Final durante el tiempo establecido en el artículo xxxx”

Una vez se termine de analizar y aprobar el acuerdo especial, se impulsará otro acto legislativo para darle estatus constitucional. Después de esto se procedería a notificar al mundo sobre el alcance del mismo, mediante pronunciamiento ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aunque el gobierno del presidente Juan Manuel Santos celebró el alcance del diálogo, la inclusión intempestiva del artículo en un proyecto que ya ha recorrido seis debates en el Congreso colombiano no ha sentado nada bien en algunos sectores, más allá de aquellos que se le han opuesto en general a los acuerdos.

El problema radica en que “esto podría generar un vicio de forma que haría inevitable que la Corte Constitucional tumbara dicho cambio más adelante”, indica el diario El Colombiano.

Otros expertos consultados por ese diario indicaron que la figura de Acuerdo Especial aplica para casos en los que se busque ampliar la cobertura para las víctimas, por lo que otros temas como los de tierras, modelo económico y demás consideraciones que constituyen la mayoría en el documento que se construye, no se verían cobijados dentro del concepto.

Un contradictor habitual de los diálogos de paz de La Habana es el Procurador General colombiano, Alejandro Ordóñez, quien suele salir después de cada avance a manifestar sus reparos y dudas, y plantear preguntas al respecto.

Esta oportunidad no fue la excepción y sostuvo que “ahora la mesa de La Habana tiene poderes constituyentes”, comentando que allí se tomaron atribuciones constitucionales y que esto significa que “se está modificando, a espaldas del pueblo, la Constitución colombiana”.

También le puede interesar:

Colombia: Expresidente Uribe propone “resistencia civil” a negociaciones de paz