Evo Morales acusa a Chile de tener una base militar en la frontera con Bolivia
Share this on

Evo Morales acusa a Chile de tener una base militar en la frontera con Bolivia

El presidente boliviano Evo Morales denunció la instalación ilegal de una base militar en territorio chileno, a unos 15 kilómetros de la frontera con Bolivia aproximadamente.

Se trataría de la Base Militar ‘Patrulla Carquimia’ perteneciente a la Segunda Brigada Acorazada ‘Cazadores’ del Ejército de Chile, instalada en la región de Tarapacá, de acuerdo con el diario La Razón, medio que también cita la denuncia del mandatario boliviano:

“Esta instalación es una agresión a la vida, a la patria y a Bolivia. Estamos convencidos de que, no el pueblo chileno, sino grupos oligárquicos con pensamiento colonial instalan bases militares para agredir al pueblo boliviano”

Morales también se mostró asombrado de que “un partido socialista y comunista”, como describió al conglomerado que gobierna mayoritariamente en Chile, sea “militarista” y “amenace” al pueblo boliviano.

Además, sostuvo que la base es ilegal pues argumentó que los convenios internacionales establecen que “solo se puede instalar bases militares a 50 kilómetros de las fronteras entre países”.

Bolivia también ha acusado a su vecino de canalizar de manera artificial las aguas del río Silala, que nace en su territorio. De acuerdo con La Tercera, el gobierno boliviano asegura que “180 litros de agua por segundo fluyan para su uso en Chuquicamata, sin ningún pago económico”.

“Totalmente infundadas”

Chile respondió por su parte mediante vías diplomáticas, negando rotundamente el supuesto levantamiento de una base militar y calificando de paso las acusaciones de Morales como “totalmente infundadas”,  según informó el diario La Nación de ese país.

Asimismo, el ministerio de Relaciones Exteriores señaló al gobierno boliviano de pretender distraer la atención de sus problemas internos con una animadversión así, volviendo a negar rotundamente la existencia de la supuesta base militar.

“Lo que ha habido es una intensificación del patrullaje militar en territorio chileno para impedir los ataques contra civiles, robos, contrabando y narcotráfico provenientes de Bolivia, lo cual ha tenido el efecto de disminuir notoriamente esos actos delictivos”

Inclusive la cancillería chilena sí aprovechó la nota diplomática para devolverle la acusación a Bolivia, pues sostuvo que ese país sí tiene una base permanente a solo un kilómetro y medio de la frontera en inmediaciones del mismo Silala, añade La Nación. “Bolivia debiera responder por esa presencia militar permanente en la frontera”, concluyó.

Hace algunas semanas, el presidente boliviano había militarizado el río en cuestión tras acusar a Chile de permitirle a las Empresas Públicas de Medellín, de Colombia, explotar sus aguas para la minería en la zona.

Ver también:

Evo Morales pidió prueba de ADN