Impeachment contra Rousseff estuvo anulado tan solo durante algunas horas
Share this on

Impeachment contra Rousseff estuvo anulado tan solo durante algunas horas

En un día políticamente convulso para Brasil, el presidente de la Cámara baja, Waldir Maranhão, decidió anular la votación que destituiría a la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, para someterla a un juicio político.

Sin embargo, semejante revés no fue tolerado en lo más mínimo por la oposición, que reaccionó de inmediato en cabeza del presidente del Senado, que desautorizó a su similar y le dio vía libre al proceso de nuevo.

Tanta fue la presión que el mismo Maranhão se retractó después y revocó su propia decisión.

Con ese panorama empezó Brasil la semana que ya desde antes de comenzar se preveía decisiva para su futuro político. El presidente de la Cámara había dado lugar a una denuncia que advertía supuestos vicios en la votación que se realizó en esa instancia antes de que el proceso pasara a evaluación del senado, indicó BBC Mundo.

Esto implicaba que la iniciativa volviera a ser analizada por la Cámara, algo que el presidente del Senado, Renán Calheiros descartó de tajo señalando que la revocatoria “no tenía cabida”, por lo que confirmó que el caso continuaría su curso tal como se encontraba, desconociendo los argumentos del titular de Diputados.

Entre los argumentos señalaba que los partidos habían instruido a sus miembros sobre cómo votar y estos ya tendrían una decisión tomada a priori de la discusión sobre el mismo, detalló la BBC.

Investigaciones…

Maranhão se encuentra como interino en la presidencia de la Cámara de Diputados después de que el anterior, Eduardo Cunha, fuera apartado del cargo por un fallo del Tribunal Supremo de ese país en el marco de una investigación por supuesta desviación de recursos de Petrobras, en la que Maranhão también se encuentra involucrado, según Infobae.

La inmediata reacción de la oposición a su decisión de darle cabida a las dudas sobre el proceso confirmó las reservas del titular interino de la Cámara, que ya desde antes de anunciar su decisión se temía que podría ser expulsado de su partido, el Partido Progresista, añadió Folha do Sao Paulo.

Tanto así que los mismos miembros de la cámara ya se aprestaban para convocar una sesión para reversar por sí mismos la anulación, por lo que Maranhão se vio contra las cuerdas y optó él mismo por retractarse y retirar su decisión.

De esta manera, la votación decisiva para la mandataria estaba programada para este miércoles antes del mediodía, después de que la comisión del congreso asignada para estudiar el tema aprobara la ponencia a favor de proceder con el proceso.

La resolución había sido leída apresuradamente por el senador Vicentinho Alves, designado por Calheiros, de acuerdo con el Correio Brazileirense, pues la oposición presionaba por hacer una lectura completa de la misma, algo que habría retrasado todo el procedimiento. La nueva contingencia permite pensar que esta fecha podría cambiar.

El sube y baja no pasó desapercibido para el país y se sintió de manera importante afectando las bolsas de valores de Sao Paulo e incluso Buenos Aires, según el portal iProfesional.

Quizá la acción que más lo sintió fue la de la petrolera Petrobras, que cayó un 6,3 por ciento al final de la jornada, mientras que el Bovespa, índice de la bolsa de Sao Paulo en general, cayó algo más de un 3 por ciento. No obstante, el martes comenzó un poco más auspicioso y la bolsa respondió bien después de revocada la anulación, recuperando algo del terreno perdido intempestivamente el lunes.

También le puede interesar:

Senado brasileño definirá destitución de Rousseff en menos de un mes