Joven canadiense encuentra ciudad Maya por Google Earth
Share this on

Joven canadiense encuentra ciudad Maya por Google Earth

Se trata de William Gadoury, un joven de 15 años y aficionado de la civilización maya.

Gadoury encontró en el Códice Maya de Madrid información sobre las constelaciones que usaban los mayas en su cultura y decidió utilizar el mapa de estas estrellas junto con el portal Google Earth.

El canadiense anotó la correlación entre la localidad de las 23 constelaciones y 117 ciudades Mayas, incluso, descubrió que las principales ciudades corresponderían a las estrellas más brillantes.

Según el diario ‘Le Journal de Montréal’, Gadoury notó en que una de las constelaciones que se compone de tres estrellas. El joven realizó varios análisis y concluyó que habían unas formas geométricas que podrían pertenecer a una tercera, y hasta entonces secreta, cuidad, señala el diario colombiano El Tiempo.

“No entendía por qué la civilización Maya construyó sus ciudades lejos de los ríos, en tierras limítrofes y en las montañas”, comentó al diario local.

“Ellos debieron tener un motivo para aquello; y cómo trabajan con las estrellas, la idea de verificar esta teoría llegó a mi mente. Estaba realmente sorprendido y entusiasmado cuando me di cuenta de que las ciudades más grandes correspondían a las estrellas más brillantes de las constelaciones”.

De confirmarse el descubrimiento, sería la cuarta ciudad más grande del imperio Maya.

William Gadoury ya ha la ciudad bautizado en el idioma de esa antigua civilización: Se llamará K’aak Chi (Boca de fuego), aclara Gizmodo.

Sin embargo, varios expertos han expresado dudas ante el descubrimiento de Gadoury.

Según El doctor Rafael Cobos Palma, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y doctor en Antropología por la Universidad de Tulane (Estados Unidos) “Si descubrir la ubicación de sitios arqueológicos, saber la altura de sus edificios y el área de extensión de sus asentamientos fuera una tarea fácil, entonces los arqueólogos no tendríamos que ir a campo e instituciones que apoyan la investigación”.

“El trabajo de investigación científica de un arqueólogo es algo serio, muy serio”.  Agregó.