La ingeniosa campaña de la RAE para liberar el idioma de anglicismos
Share this on

La ingeniosa campaña de la RAE para liberar el idioma de anglicismos

La Real Academia Española de la Lengua (RAE) es la autoridad máxima reconocida en cuanto al manejo y tratamiento del idioma español se refiere. Se dedica a protegerlo así como a cuidarlo y mantenerlo a salvo del paso de los siglos y el atropellado avance de la sociedad y su cultura.

El lenguaje como unidad más pura de la comunicación, es hoy día una amalgama de todas partes y de ninguna, en donde aquellas culturas con poder para imponerse terminan por contagiar y borrar a las más pequeñas.

La representación de esto es la forma como el lenguaje se va impregnando de elementos que le son ajenos por defecto pero que por necesidad o simple devenir social, comienzan a sustituir a los originales, convirtiéndose poco a poco en los nuevos axiomas; la denominación de las cosas, las expresiones propias, la interacción, son solo algunas de las interacciones entre cada uno y su entorno, las cuales se van viendo afectadas por el cambio.

Anglicismos

Uno de los campos donde más evidente es este fenómeno es en la publicidad, la cual es la base sobre la cual la RAE formula su campaña por la conservación del idioma de los anglicismos. En este campo son tan comunes y hacen parte de la cotidianidad, en parte porque nadie se ha tomado la molestia de usar los términos en español.

No obstante, más allá de que los anglicismos hacen parte de la jerga del publicista, la crítica va encaminada a rebatir la forma como la publicidad echa mano del inglés, más allá de solo anglicismos sueltos, para conseguir sus objetivos. De esta manera, aquello que está siendo anunciado en otro idioma resulta más atractivo para la audiencia por ese toque exótico que la hace en parte incomprensible y glamurosa, además de que se guía mucho más por la imagen que por el contenido hablado o escrito.

Es ahí donde actúa la crítica de la RAE, la cual propone dos campañas publicitarias inventadas, repletas de anglicismos: el perfume Swine y las gafas Sunset Style con Blind Effect.

Ambas parecen atractivas, usando sobre todo el estilo de las grandes campañas de perfumes y los productos de moda. ¿Cuál es la reflexión? El hecho de que oler a Swine significa oler a cerdo, y que el famoso Blind Effect es nada más y nada menos que ‘Efecto ciego’, pues las gafas no permiten ver nada.

“Un mundo globalizado”

Las diversas vicisitudes que surgen cada día en un mundo globalizado hacen que preservar el idioma sea cada vez más difícil, sobre todo hablando del mundo como un conglomerado interconectado e hiperconectado con base en Internet; una herramienta tan útil como riesgosa para las culturas autóctonas, que tienden a verse subyugadas u olvidadas en medio de la tiranía de la virtualidad.

“No hay solución a corto plazo. El abuso de anglicismos se vincula con un complejo de inferioridad muy hispánico y, además, contribuye a reforzarlo. De ahí que se usen términos en inglés porque se consideran más prestigiosos que los nuestros”: Alex Grijelmo

En ese entorno, la estrategia de la RAE busca rescatar un poco el uso de un español ya de por sí rico, pero subutilizado debido al auge de los anglicismos. Casi sin darnos cuenta, todos los usamos y vivimos con ellos en alguna medida en nuestra cotidianidad. Vale la pena comenzar a pensar en sinónimos propios, en español, para cambiar una tendencia que lo está haciendo cada vez más ajeno a sus raíces y lo que realmente es y significa.