Maduro sortea la crisis política sacando los tanques a la calle
Share this on

Maduro sortea la crisis política sacando los tanques a la calle

El presidente venezolano Nicolás Maduro afronta una de las crisis políticas más duras de su mandato.

Maduro se encuentra con un proceso de revocatoria en perspectiva y una situación interna al borde del colapso en medio del estado de excepción declarado recientemente como una manera de imponerse, más que sobreponerse, a la crisis.

En medio de toda esta situación, el mandatario afirma que el país es objeto de amenazas externas por lo que ordenó la ejecución de Ejercicios Militares en los que participaron más de medio millón de combatientes, de acuerdo con la cadena Telesur. El gobierno venezolano afirmó que se trata de una reacción, después de que Estados Unidos declarara al régimen de ese país como una “amenaza inusual y extraordinaria”.

Pero la idea del gobierno de Maduro en esta oportunidad es que los ejercicios sean “integrales”, involucrando a la población civil, lo cual parece haber tenido una compleja organización previa pero aun no es del todo claro cuáles son sus alcances.

“Tiene un carácter integral porque no solamente va a poner de manifiesto la defensa militar consagrada en la Constitución, sino que también incorpora un elemento: el pueblo organizado para la defensa”, dijo a ese medio el ministro de Defensa Vladimir Padrino López.

En el la operación denominada Acción Integral Independencia II 2016 participaron “14 agregados militares de países como México, Bielorusia, Argentina, China, Vietnam, Cuba, España, Trinidad y Tobago, Uruguay, Francia y Alemania”, detalló Últimas Noticias.

“Hoy Venezuela está amenazada pero estamos preparándonos como siempre, como un país defensivo políticamente, estratégicamente defensivo para atender cualquier amenaza que se cierne sobre Venezuela”, agregó Padrino López, según ese portal.

Amenaza interna

El líder opositor Henrique Capriles describió la situación en ese país como “una olla a presión”: “La calle cada día se calienta más porque nuestro pueblo está pasando hambre, ya la escasez de algunos rubros alimenticios ronda el 80 por ciento”.

¿Cómo se puede vivir en un país donde la tasa de inflación acumulada superó el 300 por ciento y se estima que a final de año esté sobre el 700 por ciento?

No obstante, Capriles advierte que la amenaza a la que aluden los altos mandos y el gobierno venezolano está dentro de la organización misma.  Según dijo a la BBC, el presidente podría convertir su propio gobierno en uno de facto.

El nuevo gobierno podría empezar a dictar leyes sin el reconocimiento debido de su estado de excepción, el cual debía ser avalado por el Tribunal Supremo y la Asamblea Nacional. Pero, esta última no lo hizo, aunque el mandatario asuma que ya se instauró.

“Si Maduro pretende ignorar la decisión de la Asamblea y pretende dictar leyes, todas esas leyes son inconstitucionales. Y Maduro pasa a ser un gobierno de facto y empieza a gobernar al margen de la Constitución”, afirmó Capriles en la entrevista con ese medio.

Además, el también gobernador del estado Miranda aclaró que al pedir que los militares decidan sobre el gobierno no se refiere a un golpe, sino a acatar o no las decisiones de excepción que se plantea que Maduro tomaría, como efectuar expropiaciones a la fuerza.

Ver también:

‘Plan Condor’ y emergencia económica entre las preocupaciones de Maduro