Exdirigente peruano sería primer extraditado a EE.UU. desde su país de origen por Fifagate
Share this on

Exdirigente peruano sería primer extraditado a EE.UU. desde su país de origen por Fifagate

El Tribunal Supremo de Perú ha despejado el camino para la extradición a los Estados Unidos de Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, por su supuesta participación en el multimillonario escándalo de soborno para la comercialización y transmisión de derechos televisivos que involucra a la FIFA, conocido como Fifagate.

Burga recibió la noticia en prisión, donde se encuentra desde diciembre como parte de la investigación en curso. La decisión del alto tribunal, tomada el pasado jueves, le deja al presidente peruano Ollanta Humala la decisión final sobre si se debe proceder a extraditar a Burga, aunque el mandatario no se ha pronunciado todavía y la ejecución de la medida podría tardar alrededor de un mes, o quizá un poco más viendo como se han desenvuelto otros casos.

Aunque la decisión es inapelable, y cualquier recurso sería desestimado, la defensa planea ir hasta las últimas instancias para intentar que la justicia que tenga que enfrentar siga siendo la de su país, en vez de tener que afrontar una pena que se calcula de forma tentativa en unos 20 años de cárcel, aclara El Comercio.

No obstante, Burga sería extraditado solo como presunto culpable de uno de los cinco crímenes por los que ha sido solicitado en extradición: el de “conspiración para asociación ilícita para delinquir o su similar en la legislación estadounidense asociación delictuosa de delincuencia organizada en grado de conspiración”, agrega ese mismo diario.

En el caso de fraude electrónico, no se le aplica pues no es un delito tipificado en el Perú, mientras que la “asociación delictuosa de lavado de dinero o lavado de dinero en grado de conspiración” no fue debidamente probada por la fiscalía estadounidense que se ocupa del caso, de acuerdo con La República.

Aun así, si se enfrenta a una corte de ese país, la fiscalía podría incluir esos otros delitos, pues la extradición se daría por solo uno en particular, pero no impediría que se pueda evaluar su responsabilidad por los demás.

Varios otros dirigentes del fútbol mundial han sido enviados a los Estados Unidos desde Suiza para enfrentar varios cargos por el caso conocido como Fifagate, pero hasta el momento ninguno ha sido extraditado desde su país de origen.

El exdirigente, que comandó la federación de fútbol de Perú por más de una década hasta el año 2014, ha negado las acusaciones hasta el momento.

Con información de AP.