Detienen al prófugo argentino más buscado desde la era Kirchner
Share this on

Detienen al prófugo argentino más buscado desde la era Kirchner

En época de aguas revueltas se sumó un nuevo ingrediente a la trama de corrupción que vive la Argentina: la detención de Ibar Pérez Corradi. Hace cuatro años se escapó, y hace unos meses se convirtió en el prófugo más buscado por la justicia. Su captura se dio en la triple frontera con Paraguay y Brasil, más exactamente en Foz do Iguazú.

Corradi como se lo suele llamar, es considerado como el autor intelectual en la causa del triple crimen de General Rodríguez, muerte de Leopoldo Bina, Sebastián Forza y Damián Ferrón, empresarios farmacéuticos cuyos cuerpos fueron encontrados en un descampado de esa ciudad provincial en el 2008.

Asimismo, para la justicia argentina el aprehendido era el comercializador de efedrina más importante del país. En diálogo con radio Continental, el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, aseveró que “Pérez Corradi conseguía permisos de importación irregulares de efedrina para triangularla a México”.

El funcionario también dijo a ese medio que el detenido “es el vínculo de esta organización criminal con funcionarios del gobierno anterior”, en referencia a la presunta protección que recibió durante los años anteriores. Según publicó Clarín, “Corradi gozó de apoyos de autoridades, de la policía y la ex SIDE que le permitieron eludir a la Justicia”.

Bajo la identidad de Walter Miguel Ortega Molinas, fue capturado en un operativo que realizó la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en conjunto con la policía de Brasil. El susodicho fue trasladado a Asunción, Paraguay en espera de ser extraditado hacia la Argentina por solicitud de la Juez federal que investiga el triple crimen y el tráfico de efedrina, María Servini de Cubría.

Eso luego de que él mismo reconociera su verdadera identidad, ya que desde un primer momento la justicia comprobó que el aprehendido tiene huellas implantadas en todos los dedos de sus manos.

Lo cierto es que su detención generó reacciones de todo tipo entre algunos funcionarios públicos del actual gobierno y otros de la administración anterior. La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, declaró a Radio La Red que “ahora habrá que ver si Pérez Corradi acepta ser el último eslabón de la cadena o no, o va para arriba”, refiriéndose a la posible participación de otros altos cargos.

Además, habló con nombres propios y agregó que “estaría preocupada” si fuera Aníbal Fernández”, el ex funcionario que ocupó varios cargos durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. En el 2007 cuando fue ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, la Dirección de Precursores Químicos se encontraba bajo su responsabilidad.

La respuesta de Fernández no tardó en llegar. En entrevista con el diario Perfil replicó: “¿Preocupado? Tanto como ella” y agregó que no conoce a Pérez Corradi y por lo mismo no es de su importancia. Sin embargo, no es la primera vez que el kirchnerista es relacionado con la causa del triple crimen. En agosto del año pasado Martín Lanata uno de los condenados por la muerte de los empresarios farmacéuticos, declaró en una entrevista que Aníbal Fernández estuvo involucrado en el negocio del tráfico de efedrina, además de que se lo quedó en su totalidad.

Paradójicamente, este lunes se conoció que Fernández viajó intepestivamente a Londres, según informó El Intransigente.