El desastre es más que financiero en Río a días de los Juegos Olímpicos
Share this on

El desastre es más que financiero en Río a días de los Juegos Olímpicos

El gobernador interino Francisco Dornelles declaró el estado de desastre financiero en Río de Janeiro, por lo que tiene más libertad de acción para gestionar los escasos recursos del estado a menos de dos meses de que comiencen los Juegos Olímpicos.

La medida permitirá a Dornelles a adoptar medidas excepcionales para pagar los costos relacionados con los Juegos, en medio de una situación crítica como la que enfrenta el Estado con la recesión económica del país.

No obstante, la sostenibilidad económica de los juegos es apenas uno de los múltiples problemas que afronta ese país de cara a los Juegos Olímpicos. Una situación conocida este lunes pone en tela de juicio la preparación de la organización en un tema álgido como la seguridad.

Se trata del robo del que fueron víctimas dos miembros del equipo de vela paralímpica de Australia, a punta de pistola en Río de Janeiro. El incidente pone sobre la mesa los temores por delitos contra los atletas extranjeros durante los Juegos Verano.

El equipo de vela de ese país informó que la atleta Liesl Tesch y la oficial del equipo Sarah Ross fueron confrontados por dos hombres mientras montaban bicicleta en un parque. Uno de los hombres llevaba una pistola, con la que las amenazó y despojó de sus bicicletas.

En el comunicado, Tesch declara: “Las dos estamos sacudidas, pero físicamente estamos bien”. La atleta corrió en la sede de vela paralímpica más tarde ese mismo día.

La policía brasileña asegura que está investigando, pero el tema no ha quedado ahí. Todo el asunto ha generado pedidos para los organizadores para reforzar la seguridad.

Kitty Chiller, líder del equipo olímpico de Australia, dijo que los organizadores de Río “necesitan tomar precauciones de seguridad adicionales (…) antes de un atleta se haga daño.”

El crimen contra los australianos se produjo después de un marino campeón olímpico español fuera retenido a punta de pistola en Río el mes pasado.

Se estima que unos 85.000 policías y soldados estarán patrullando las calles durante los Juegos Olímpicos entre el 5 y el 21 de agosto, pero el crimen violento sigue siendo un hecho de la vida en Río.

Chiller, añadió: “Tal vez el comité organizador debe movilizar su defensa preparada para los juegos con antelación y hacerlo ahora”.

Alta criminalidad, preparaciones lentas y un brote Zika han llevado a algunos a cuestionar la celebración de los Juegos Olímpicos en la emblemática ciudad brasileña.

Información de la agencia AP.