Intervienen el epicentro del delito en Bogotá y descubren un ‘infierno’ en su interior
Share this on

Intervienen el epicentro del delito en Bogotá y descubren un ‘infierno’ en su interior

El ‘Bronx’, tal como se le conocía al sector, ha sido durante varios años un enigmático lugar que encierra todo tipo de actividades clandestinas en medio de la ausencia de cualquier autoridad, paradójicamente a solo unas cuadras del corazón político de Colombia, en Bogotá.

El diario El Tiempo lo describe con una sola expresión: un “Infierno” donde se mantenían secuestrados, se movía la trata de personas, se explotaba a menores de edad “llevados a la adicción de distintos tipos de estupefacientes”: podía ser sexualmente o inclusive se manejaban apuestas con peleas entre niños.

También se disponían cadáveres; había “casas con canecas de ácido para desaparecer personas” o simplemente se sacaban a la calle para que la policía las recogiera, tal como se ve en videos divulgados por Noticias RCN. otras hacían desmembramientos y cualquier tipo de torturas. En el sector había una red de túneles donde se movía el tráfico de drogas, de licor adulterado y de artículos robados; cosas que, después de la decadencia de todo lo anterior, ya parecen nimiedades.

Las autoridades coinciden con que la organización conocida como ‘los Sayayines’ es la que maneja las actividades en el sector. Incluso se conoció que algunos de los principales capos escaparon de la operación por los túneles, aunque volvieron a verse algunos en los desmanes generados después de la operación y protagonizados por indigentes desalojados, tal como lo evidenció Noticias Uno.

Y si algo se evidenciaba en el sector, es que cualquier cosa podía suceder bajo las barbas de la misma autoridad, cuyos altos mandos aceptaron que todo lo que allí había no podría haber sido de no ser por la indulgencia de miembros de las autoridades.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Hoover Penilla, lo aceptó en diálogo con El Espectador, pero quizá el testimonio más diciente que recoge ese diario es el de Julián Quintana, director del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI): “No pudimos hacer la intervención antes porque había una fuerte infiltración en la Policía y la Fiscalía, lo que nos obligó a que hiciéramos el operativo con personal de afuera”, declaró.

“La casa de torturas, el túnel y las demás construcciones al servicio de bandas criminales, están al frente de la dirección de Reclutamiento del Ejército, a 850 metros del Palacio de Nariño, a 815 de la Alcaldía de Bogotá y del Capitolio Nacional. A 870 metros del batallón de infantería número 37 y del Ministerio de Hacienda” —Noticias UNO

Las imágenes son elocuentes, y los testimonios también:

Hemos atendido a 1069 habitantes de la calle del Bronx que han querido recibir tratamiento; se han entregado 5092 raciones de comida y han recibido 4110 atenciones. No podemos obligarlos a quedarse, pero trataremos de convencerlos.Este video te mostrará la dimensión de nuestro operativo integral en el Bronx.

Posted by Alcaldía Mayor de Bogotá on Monday, May 30, 2016

No obstante, no es la primera vez que la administración distrital interviene el lugar, que vuelve a quedar como estaba después de un tiempo en el que el abandono vuelve a imponerse. La administración del alcalde actual, Enrique Peñalosa, se propone recuperar el sector de manera integral, aunque no hay todavía muchos detalles al respecto.

Lo cierto es que más allá de la acción policial, la ciudadanía también reconoce que es necesaria una intervención social contundente y duradera, para evitar que el episodio se repita con el paso del tiempo.