Ya está lista la Villa Olímpica que alojará a más de 10.000 deportistas
Share this on

Ya está lista la Villa Olímpica que alojará a más de 10.000 deportistas

Este miércoles le fue entregada al Comité Olímpico Internacional (COI) la Villa Olímpica que alojará a más de 10.000 deportistas participantes en la XXXI versión de los Juegos Olímpicos que se realizarán en Río de Janeiro, Brasil, cuya inauguración será el 5 de agosto.

A la ceremonia de entrega de las llaves simbólicas de la Villa asistieron Thomas Bach, presidente del COI, Jaimer Eduardo Paes, alcalde de Río de Janeiro y Carlos Arthur Nuzman, presidente del Comité Organizador de los Olímpicos, quien recibió las llaves del complejo deportivo que se encuentra a menos de cinco kilómetros del Parque Olímpico, en el sector de Barra de Tijuca y que según datos del portal ESPN, “está compuesto por 31 edificios y amplias áreas verdes, canchas para diferentes deportes y locales comerciales”.

En la construcción de la Villa trabajaron más de 15.000 obreros y para reducir la sensación térmica se utilizaron alrededor de 10.000 metros cuadrados de tejidos verdes y 75 paneles solares. El complejo, que cuenta con 3.604 apartamentos y costó más de 800 millones de dólares, tiene capacidad de hospedar a alrededor de 17.000 personas, y también fue adaptado y equipado para recibir a los jugadores discapacitados, pensando en los Juegos Paralímpicos que se realizarán del 7 al 18 de septiembre.

A pesar de la magnificencia de la obra, su realización no dejó de generar polémica pues la Alcaldía de Río de Janeiro fue acusada de haberle cedido los contratos de construcción a empresarios que aportaron dinero a la campaña de Eduardo Paes -que además recibieron una cuantiosa suma financiada por el Estado- y quienes quieren vender los edificios a particulares, una vez terminen las justas deportivas.

Pero los escándalos de corrupción que se han presentado antes del evento no solo son locales sino también nacionales, pues cabe recordar que el pasado 12 de mayo, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, fue suspendida de su cargo tras ser “acusada de quebrantar leyes presupuestales”, según informó CNN; en su reemplazo y durante 180 días, el país sede de los Juegos ha estado bajo el mando del vicepresidente Michel Temer, ahora mandatario interino.

A la crisis política se le suma también la situación económica que, según expertos, atraviesa por la peor recesión de los últimos veinte años y, para completar, una emergencia sanitaria ocasionada por la propagación del virus Zika, que ha motivado a varios deportistas a cancelar su participación en las justas o a usar medidas de protección extremas como la del basquetbolista español Pau Gasol, quien aun no define si asistirá a las competencias.

“No nos podemos tomar esta amenaza a la ligera(…) Cuando tenga la decisión la comunicaré y será antes de que empiece la concentración (…) Si confirmo mi presencia en la selección, congelar el esperma es una medida más”, dijo el jugador al portal Marca.

A pesar de que el panorama que antecede a la competencia deportiva más importante del mundo no es el mejor, el informativo O Globo de Brasil anunció que ya están listas las 5.130 medallas de oro, plata y bronce –las más pesadas en la historia de estos Juegos- que se le entregarán a los ganadores de los Olímpicos y Paralímpicos -2.488 y 2.642, respectivamente-. Tan solo hace falta que a la Villa comiencen a llegar los deportistas de todos los países participantes para darle comienzo a este evento que culminará el próximo 21 de agosto del 2016.