Acusan al presidente interino Temer de haber ordenado el pago de sobornos
Share this on

Acusan al presidente interino Temer de haber ordenado el pago de sobornos

Sergio Machado, exdirector de Transpetro, la filial de transportes de la petrolera estatal de Brasil Petrobras, acusó directamente al presidente en funciones Michel Temer de haberle ordenado desviar lo equivalente a unos 400.000 dólares en fondos de la compañía en 2012.

El receptor de los recursos habría sido el candidato a la alcaldía de Sao Paulo Gabriel Chalita, del mismo partido que Temer, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de acuerdo con lo establecido, que también tiene sustento en una serie de grabaciones en las que Machado toca el tema con diversos personajes.

En un acuerdo con la fiscalía con el que intenta reducir cualquier posible futura condena, el exfuncionario aseguró que los pagos se canalizaban a través de las donaciones de campaña realizadas por la empresa constructora Queiroz Galvao.

Temer era todavía vicepresidente cuando Chalita perdió la campaña a la alcaldía. Él y la constructora han negado las acusaciones. El presidente interino publicó un comunicado en el que rechaza las acusaciones y asegura que “siempre ha respetado estrictamente los límites legales para buscar recursos para campañas electorales”.

No solo el presidente provisional ha sido tocado directamente por el escándalo. La cadena Globo detalla que el presidente del senado brasileño, Renan Calheiros, también habría recibido unos 24 millones de reales en cuotas, a través de intermediarios y en especie.

Ese medio señala que las acusaciones del exdirector de la filial de la petrolera indican que la suma total girada aparentemente al PMDB sería de unos 100 millones de reales  en total.

El Tribunal Supremo Federal de Brasil levantó el sello del acuerdo de confesión con el fiscal la noche del martes y el resultado fue publicado el miércoles. La investigación sobre los presuntos actos de corrupción en Petrobras está en el centro de la actual crisis política de Brasil, en el denominado caso de Lava Jato.

Con información de AP