Presidencia de Perú se define por unos cuantos miles de votos
Share this on

Presidencia de Perú se define por unos cuantos miles de votos

En unas elecciones sumamente reñidas, el candidato del partido Peruanos Por el Kambio (PPK), Pablo Kuczynski, aventaja a Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, por apenas unos 50 mil votos en su carrera por la presidencia del Perú.

La ventaja sería de apenas un poco menos del 0,3 por ciento, de acuerdo con el primer boletín de este miércoles, que tiene el 99.377 por ciento de las actas electorales procesadas, y el 98.224 por ciento contabilizadas.

Kuczynski cuenta con un total de 8’497.000 votos, mientras que su rival estaría por los 8’446.935. Esto suma un total de 16’943.935 de los 18’086.686 peruanos que votaron, por lo que quedarían por definirse 1’142.751 sufragios. Se trata de una cantidad que matemáticamente podría cambiar por completo el panorama dada la ínfima diferencia entre ambos.

No obstante, para algunos expertos en temas electorales la ventaja ya es suficiente para pensar que el candidato se alzará con la victoria, pensando que la tendencia debería mantenerse con apenas un poco más de un millón de votos por definirse. Todo esto pese a que la diferencia entre ambos candidatos se acortó dramáticamente al llegar al último tramo.

El presidente de la firma Ipsos, Alfredo Torres, piensa que “el triunfo del PPK es definitivo”, pues asegura que para remontar el resultado, Fujimori “necesita más del 70% de votos en casi todas las actas que faltan, lo cual es materialmente imposible”.

El jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPA), Mariano Cucho, explicó a la CNN que los resultados finales tardan en ser contabilizados pues se esperan los resultados de las regiones rurales más alejadas y aquellos del exterior, que deberían haber llegado en la noche del martes. Esto además de la revisión a la que estarían siendo sometidas algunas actas por parte de las autoridades competentes por diversas sospechas.

Pese a la demora, que según la ONPA también obedece a que se busca garantizar por completo el seguro traslado de las actas finales, los resultados parecen estar fuera de sospechas de fraude, y mantienen la noción de legitimidad generalizada.

Así lo confirma, por ejemplo, la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, que dio su visto bueno al trabajo de las autoridades electorales. Su representante, Renate Weber, consultada por la Deutsche Welle dijo: “Hemos subrayado varias veces que no hemos visto ninguna intención de fraude. Sabemos que en este momento hay varias impugnaciones, vamos a ver cómo se resuelven, pero en todo caso nosotros hemos trabajado con ellos con mucha transparencia”.

Sobre el estrecho margen con el que por ahora se está definiendo la contienda electoral, Weber enfatizó en que tal como están diseñadas las elecciones, lo que importa es quien al final tenga más votos netos es el ganador, comentando que es más bien raro ver elecciones ganadas por diferencias muy amplias. “La legitimidad viene, por supuesto, de las reglas democráticas. Y quien gana, gana. Por supuesto es importante que quien gane sea el presidente o presidenta de todo el país y de todos los ciudadanos”, comentó.

Vea también

Así llegaron Keiko Fujimori y Pablo Kuczynski a la segunda vuelta, o ‘ballotage’, en Perú.

Además:

Keiko Fujimori sale indemne por investigación de la DEA a secretario de su partido.