La polémica ley de ajuste cubano complica su migración en Latinoamérica
Share this on

La polémica ley de ajuste cubano complica su migración en Latinoamérica

El gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto lanzó el programa “Somos mexicanos, aquí tienes las puertas abiertas”, con el propósito de facilitar el retorno de los ciudadanos que residen en Estados Unidos y desean volver a su país de origen. La Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores firmaron este acuerdo que además de beneficiar a los mexicanos, promete respetar todos sus derechos, como lo son el acceso a salud y vivienda.

De acuerdo al diario El Sol de México, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong indicó que desde el 2003, “alrededor de 900 mil mexicanos volvieron para quedarse en territorio nacional, y actualmente la tasa de regreso es más importante que la de salida”.

Paradójicamente, mientras ese país celebra la implementación del programa, Ecuador afronta una crisis humanitaria, ya que un grupo de aproximadamente 100 cubanos solicitan hace más de un mes que México les otorgue una visa humanitaria para poder ingresar a los Estados Unidos. El presidente mexicano se pronunció al respecto e indicó que los inmigrantes deberán cumplir a cabalidad con los requisitos exigidos por la legislación para tramitar una visa.

Si bien el gobierno de México activó un “corredor humanitario” en dos oportunidades anteriores, esta vez envió un escrito a través de la Cancillería en donde indicó que “ya han realizado programas de traslado de esa naturaleza y no están en posibilidad de contemplar otras situaciones”, de acuerdo con lo publicado por el Diario de Cuba.

Los ciudadanos cubanos “varados” en Quito, se instalaron en el parque El Arbolito, situación que generó enfrentamientos con la policía ecuatoriana cuando procedieron a desalojarlos y dejó como resultado la detención de un grupo de ellos. Según el diario El Comercio, el ministro del Interior José Serrano aseveró que se tomó dicha medida con el “propósito de mantener el orden público en el país y evitar poner en riesgo la integridad de las personas que acampan en ese parque”, y a su vez adelantó que aquellos que se encuentren de manera irregular en el país, serán deportados “inmediatamente”.

Como consecuencia de lo anterior, el presidente de Ecuador, Rafael Correa exhortó al gobierno del país norteamericano a eliminar la ley de “pies secos, pies mojados”, más aún si se tiene en cuenta que en marzo de este año se restablecieron las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. El ministro de Relaciones Exteriores, Guillame Long, fue contundente al confirmar que al país ecuatoriano no le corresponde hacerse cargo de esta situación.

La polémica ley de ajuste cubano, o “ley de pies secos, pies mojados”, establece que el inmigrante que intente ingresar a Estados Unidos y sea capturado en las costas del mar (pies mojados) no tendrá la autorización del gobierno para permanecer en el territorio. Caso contrario ocurre con aquel que alcance a tocar el suelo norteamericano (pies secos), quien sí tendrá permitido el ingreso.