Chile se plantea exigir visa a funcionarios gubernamentales de Bolivia
Share this on

Chile se plantea exigir visa a funcionarios gubernamentales de Bolivia

El gobierno chileno analiza la posibilidad de exigir la visa diplomática a los empleados públicos de la República de Bolivia y reservarse el derecho a admitirla a raíz del malestar que generó la visita de una comitiva encabezada por el canciller boliviano David Choquehuanca a los puertos de Antofagasta y Arica.

Según La Tercera, el Canciller de Chile, Heraldo Muñoz, indicó que de ahora en más “todos los funcionarios diplomáticos y funcionarios de gobiernos bolivianos requerirán de una visa estampada en su pasaporte para poder ingresar al país”.

Contrariamente, el diario Opinión informó, que la mandataria Michelle Bachelet envió un escrito al Congreso con el propósito de conocer su postura respecto a la exigencia de la visa. Es decir que la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, junto con la Cámara de Diputados, analizarán el documento que “de ser ratificado significaría -en la práctica- derogar el tratado”.

Lo que ahora está en juego es el acuerdo de Paz y Amistad firmado en 1904 entre ambos países, el cual permite el libre acceso de los ciudadanos a los puertos de Antofagasta y Arica, y a su vez el transporte de carga. De hecho la comisión boliviana se basó en este pacto para cruzar a territorio chileno y verificar las condiciones de trabajo de transportadores a raíz las denuncias que estos realizaron por las supuestas violaciones del Estado chileno.

La Casa de la Moneda no recibió con buenos ojos los reclamos emitidos por la delegación, en los cuales se dio a entender que en el puerto se realizaban cobros ilegales por el traslado de los acopios. Además de que el canciller Muñoz se despachó contra el estado de Chile al indicar que había evidenciado una serie de atropellos en contra de los empleados como las malas condiciones del lugar de trabajo, sus carreteras y el mal servicio de la administración portuaria.

Lo cierto es que mientras la comitiva del gobierno de Evo Morales se encontraba en marcha, el país del altiplano experimentaba cortes y protestas en los principales puntos como resultado de un paro de conductores. De acuerdo a la información publicada por El Mercurio, esta situación se repite desde hace unos meses y responde al descontento de los trabajadores por las “cuatro reformas al sistema de tributación: eliminación de las facturas, prescripción de multas impositivas de ocho a cuatro años, reposición de facturas de combustible y eliminación de las deudas hereditarias”.

Frente a la posibilidad de que se elimine la exención de la visa diplomática, el mandatario boliviano insistió en reiteradas ocasiones la necesidad de reunirse con su par chilena, para entablar un diálogo que les permita a ambas naciones mejorar su relación. No obstante, Bachelet aún no ha accedido al pedido y manifestó que su país apuesta por la paz, pero también hace respetar sus derechos y su soberanía. Por el momento según La Razón, Morales aseveró que “Bolivia no quitará la visa a los diplomáticos chilenos” pese a los “abusos” sufridos.