El costo del éxito del modelo económico de Chile es la contaminación ambiental
Share this on

El costo del éxito del modelo económico de Chile es la contaminación ambiental

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), dio a conocer los resultados de la segunda evaluación de desempeño ambiental en Chile. Según el informe, el modelo económico del país está llegando a su límite debido a que su actividad comercial se sustenta en el empleo de los recursos naturales, lo se traduce en contaminación.

En la actualidad esa república suramericana exporta pescado, mariscos, carne roja, lácteos, miel, semillas, minerales como la sal y el azufre, metales como el cobre, lana, entre otros. Precisamente, para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile “la diversificación de exportaciones de bienes y servicios y su creciente dinamismo” son algunos de los factores que contribuyen al éxito de su modelo económico.

Sus principales socios comerciales son Brasil, Estados Unidos, China, Japón y la Unión Europea. Es decir que esta nación tiene un amplio panorama de acuerdos y tratados comerciales con otros países. Es bien sabido que la apertura del mercado incrementa la cantidad de productos que se exportan, y para lograr abastecer las necesidades de los consumidores se incurre en la explotación de la fauna y la flora.

De acuerdo a la plataforma Pulso  “el estado sufre de una contaminación persistentemente elevada del aire en zonas urbanas e industriales, escasez de agua, pérdida de hábitat y la vulnerabilidad al cambio climático. Más del 95 por ciento de sus residuos continúa en vertederos”.

Si bien la OCDE aclaró que en anteriores ocasiones la nación ha acudido a la implementación de medidas frente al impacto en el medio ambiente que genera el crecimiento acelerado de la economía, tales como el impuesto al carbono, también enfatizó en que el país debe actuar y tomar las precauciones necesarias “para controlar la amenaza a su tierra, aire y agua”. La preocupación responde al agotamiento de los recursos naturales que genera el modelo de economía instaurado.

Según el programa de noticias 24 horas “Chile fue posicionado en el segundo lugar de los países con peor calidad del aire”, después de Corea. Esta información se desprende del estudio que realizó la OCDE, al comparar el desempeño ambiental de los 34 países que la integran.

El subsecretario de medioambiente, Marcelo Mena expresó que en el ministerio “coinciden con el diagnóstico” y por esto han adoptado medidas estructurales que contribuyan a reducir la contaminación ambiental. Asimismo, aseveró que en lo que se refiere a las emisiones per capita “los chilenos no contaminan más que ningún país de la OCDE” sino que por el contrario poseen “el 20 del percentil más bajo”. Solo que la nación cuenta con una “mala ventilación” que provoca la “concentración de la contaminación”.

No obstante,  La Tercera publicó que en Chile cerca de “2,6 millones de personas, de un total de 17,7 millones de habitantes, viven con altos índices de esmog. Esto se condice con los  “38 episodios de contaminación ambiental grave”, que han experimentados los habitantes de Santiago durante el último invierno.