No se reportan víctimas tras sismos de hasta 6,3 de magnitud en Ecuador
Share this on

No se reportan víctimas tras sismos de hasta 6,3 de magnitud en Ecuador

El domingo 10 de julio en las horas de la noche Ecuador sufrió dos sismos que se sintieron especialmente en las provincias de Esmeraldas y Manabí.

Según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG-EPN), los dos movimientos telúricos se presentaron a 30 kilómetros al este del municipio de Muisne y con una profundidad de 40 kilómetros, aproximadamente. El primero de ellos ocurrió a las 21:01 con magnitud de 5,9, y el segundo, a las 21:11, de 6,3 en la escala de Richter.

Según el IG-EPN, los sismos también se sintieron en las provincias de Pichincha, Guayas, Los Ríos, Santo Domingo, Imbabura y Azuay, y ambos “son réplicas del sismo del 16 de abril y ocurrieron en extremo norte del segmento que se rompió durante ese evento”. El instituto destacó que hasta algunas horas después se contabilizaron 2.134 réplicas, pero “desde abril se han registrado 48 sismos con magnitud mayor a 5 y 12 sismos con magnitud mayor a 6, incluyendo el sismo principal”.

Vale la pena recordar que aquel terremoto de abril dejó un saldo de “663 personas fallecidas, 9 desaparecidas, 6.274 heridas, 28.775 damnificados y 6.998 edificaciones destruidas”, cifras que fueron dadas en su momento por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante su último informe a la Nación, el pasado 24 de mayo.

Por eso, luego de esta devastadora tragedia, es entendible que los dos sismos de la noche del domingo hayan causado pánico en los habitantes de Esmeraldas y Manabí. Según el portal La Hora, “veredas copadas de personas, colchones en el piso y rostros que delataban el pánico provocado por dos temblores, fueron las constantes en el centro y parte alta de la ciudad de Esmeraldas”.

Asimismo, la electricidad se cortó en varios sectores de esta provincia como Muisne, Atacames y Tonsupa, pero de acuerdo con el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, “los cortes fueron solventados con rapidez y las instituciones encargadas realizaron un barrido en las instalaciones de represas y oleoductos para comprobar el perfecto estado y funcionamiento de las mismas”.

Aunque hasta el momento no se han reportado muertes, el Ministerio Coordinador de Seguridad informó que ya se han atendido más de 100 personas “por crisis nerviosa, politraumatismo y heridas leves”. También “se reforzó los albergues existentes con la instalación de nuevas carpas y provisión de alimentos, para atender a personas que acudan en busca de ayuda”.

En la mañana del lunes, el presidente Rafael Correa viajó a Esmeraldas y a través de su cuenta en Twitter declaró “nuevo Estado de Excepción solamente para Manabí y Esmeraldas, hasta que réplicas finalicen”. Por su parte, el Ministerio de Educación afirmó desde su cuenta en esa red social la cancelación de las actividades escolares en dichas provincias.

Las autoridades confirmaron que los sismos no generaron alerta de tsunami y le han pedido un llamado a la calma a la comunidad; sin embargo, César Navas, ministro coordinador de seguridad, en entrevista con Fm Mundo afirmó que “la población ha reaccionado mucho más rápido con sus planes de contingencia”.