Inmigrantes ilegales en Argentina serán detenidos en un recinto especial
Share this on

Inmigrantes ilegales en Argentina serán detenidos en un recinto especial

La apertura de un centro de detención para inmigrantes ha generado polémica en la Argentina. La ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich anunció junto al director de Migraciones Horacio García y al ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Fernando Ocampo que el primero de septiembre comenzará a funcionar un alojamiento para los extranjeros que hayan ingresado de manera ilegal al país o se encuentren en pleno proceso de expulsión.

El 19 de agosto las autoridades dieron a conocer que la instalación de dicho recinto- ubicado en el barrio Nueva Pompeya de la ciudad autónoma-tiene como propósito retener a los infractores de la Ley de Migraciones 25.871. Para el medio Política Argentina “por primera vez la nación tendrá una cárcel para extranjeros indocumentados”.

De igual manera, en diálogo con ese medio la abogada Agostina Hernández Bologna aseguró que a menudo a estos lugares se los denomina de diferentes maneras, “se habla de retención, alojamiento, estaciones migratorias, centros de albergue”. Pero lo cierto es que “son centros de detención y lo que se hace es privar de la libertad a migrantes por una infracción administrativa”.

Durante el gobierno de Mauricio Macri se han acrecentado los controles“de permanencia de extranjeros”. De modo tal que “la Dirección Nacional de Migraciones registró 8.036 operativos en todo el territorio, a fin de detectar irregularidades documentarias y luchar contra el tráfico de personas, la trata, la explotación laboral y el trabajo en negro” según según reza el portal oficial de la Entidad.

La actual disposición fue promulgada en el 2004 en reemplazo de la 22.439 más conocida como la “ley de Videla”, la cual no hacía hincapié en el Estado de derecho y consideraba a los inmigrantes como “un peligro para la seguridad nacional y el orden público”. Además de que “establecía un mecanismo de control al margen del derecho y negaba el acceso a derechos fundamentales garantizados por la Constitución Nacional a todos los habitantes del país” de acuerdo a la información de Clarín.

Si bien la normativa vigente avanzó en el respeto de la integridad de cada individuo, en este momento algunas instituciones defensoras de los derechos humanos están en desacuerdo con la creación del centro de detención de extranjeros ya que consideran que esta medida provoca un retroceso en términos humanitarios al cohibir el derecho primario de la libertad.

Para Amnistía Internacional esta medida genera un antes y un después en la política migratoria de la Argentina ya que está en contra de que se haga uso de la figura de detención, a modo de correctivo, para hacer frente a la situación irregular en la que se encuentran algunos inmigrantes. Por su parte un grupo de más de 500 defensores, activistas y académicos firmaron una petición en la página charge.org para impedir el avance de centro de detención.

De hecho el Diario 24.com dio un paso más adelante y calificó a este sitio de retención como un “gueto en Buenos Aires”.A su vez aseguró que con el triunfo del partido político Cambiemos, encabezado por el actual mandatario,“se produjo un retroceso en materia de políticas de inmigración”.

Por su parte un grupo de más de 500 defensores, activistas y académicos firmaron una petición en la página change.org para impedir el avance de centro de detención.