La actividad del volcán Tungurahua mantiene a Ecuador en alerta naranja
Share this on

La actividad del volcán Tungurahua mantiene a Ecuador en alerta naranja

Desde hace varios días los habitantes de Ecuador permanecen atentos ante la posible erupción del volcán Tungurahua, ubicado al sur de la capital del país. Debido a que la intensidad se ha incrementado en los últimos días, el gobierno de Rafael Correa decidió decretar la alerta naranja a través de la secretaría de Gestión de Riesgo.

Últimamente, el Tungurahua ha registrado una actividad constante, tan así que en lo que va corrido del año ya ha presentado dos fases eruptivas: una en febrero y otra en marzo. Sin embargo, y pese a que la alerta continúa, “en este momento, lo único cierto es que el volcán presenta una actividad interna moderada, debido a la presencia de sismos de largo periodo”, indicó El Comercio.

El vulcanólogo Benjamín Bernard señaló que “normalmente se registraban entre 3 y 4 sismos de largo período diarios, pero luego del 12 de septiembre del 2016 –cuando se registró un aumento de la actividad- subieron a 40 y 50 por día”, según ese medio.

Por su parte, el Instituto Geofísico de Ecuador (IGEPN) publicó el pasado martes en su último reporte que desde el 24 de septiembre “se ha registrado un nuevo incremento en la actividad sísmica interna del volcán, en el número de sismos de largo periodo y episodios de tremor-vibraciones- en zonas cercanas al cráter”.

Ese organismo aclaró que se podrían experimentar dos escenarios: una reactivación rápida que provocaría “explosiones moderadas a grandes”, que afectarían las zonas aledañas al volcán al producirse la “caída de ceniza y cascajos”. Por otro lado, también es posible que se desencadene una reactivación paulatina en la cual “se podrían observar explosiones pequeñas a moderadas, fuentes de lava y columnas continuas de ceniza de menos de 6 km sobre el nivel del cráter”.

Al contrario de la primera reactivación, esta podría durar semanas e inclusive meses. Solamente se vería comprometida la zona en donde está ubicado el Tungurahua. Teniendo en cuenta las observaciones que han realizado los expertos, el “escenario eruptivo más probable” sería el primero “debido a la ausencia de emisiones de gas que indicarían un conducto cerrado”.

La secretaria de Gestión de Riesgo ha activado un plan de contingencia para la población más expuesta, que incluye la instalación de refugios para que las personas se desplacen hacia esos lugares a dormir, la construcción de escaleras en la zona en riesgo para facilitar la evacuación de las personas, el apoyo de las fuerzas militares y la policía para brindar seguridad a los habitantes y  para actuar eficazmente, en caso de que así se lo requiera haciendo uso de sus vehículos oficiales y particulares, entre otros.

El diario La Información añade que “el Tungurahua, que en lengua quichua significa “garganta de fuego”, es uno de los ocho volcanes activos de Ecuador, y junto al Cotopaxi, el Reventador y el Sangay está en erupción. Su pico más alto de actividad se produjo en 2006, cuando dejó seis muertos en un poblado de la provincia andina de Chimborazo que fue arrasado por aludes a causa de la expulsión de lava”.