Después de 10 años, el FMI vuelve a la Argentina
Share this on

Después de 10 años, el FMI vuelve a la Argentina

Una comisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribó a Buenos Aires después de diez años de no hacer presencia en Argentina. Hasta el 30 de septiembre, la misión encabezada por el responsable en ese país, Roberto Cardarelli, se abocará a realizar un relevamiento de las cuentas públicas y una proyección del Producto Interno Bruto (PBI) de la nación.

En su paso por el país, los miembros del FMI sostendrán reuniones con diferentes funcionarios clave tales como el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, y el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger.

El ex director del FMI para Latinoamérica, Claudio Loser, manifestó en diálogo con Radio Continental que “el Fondo viene a implementar lo que hace en los 192 países miembros del organismo, que es una visita anual para hacer un análisis de la situación económica, hacer una evaluación y presentar un informe al directorio”.

Del resultado de esta visita dependerá que el país reciba nuevas inversiones, ya que los potenciales inversionistas contarán con un panorama de las estadísticas que allí se manejan para hacerse una mejor idea a la hora de confiar su dinero a la Argentina. Asimismo, “permitirá al Gobierno conseguir más fondos para financiarse en los bancos multilaterales de crédito”, según La Nación.

De hecho ese medio asegura que los resultados que dejará esa comisión serán favorables para el país ya que en primer lugar ha mejorado su relación con otros estados y a su vez se ha abierto más al mundo, lo que le ha permitido aumentar sus importaciones.

Otro de los puntos claves de la visita tiene que ver con la “moción de censura” que desde el 2013 el FMI le impuso a la Argentina, en especial al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) debido a la carencia de medidores confiables en los índices de pobreza e inflación, entre otros.

En varias oportunidades el presidente argentino, Mauricio Macri, ha expresado su intención de establecer un gobierno con políticas claras y transparentes como lo significa el hecho de invitar a los directivos de las distintas entidades públicas a realizar el “blanqueo de sus bienes y capitales”.

El FMI se desplazó hacia la Argentina con el propósito de aplicar “el Artículo IV que implica la visita de economistas de esa organización para recopilar información e intercambiar opiniones con funcionarios del Gobierno, con integrantes del sector privado, con miembros del Congreso y con organizaciones civiles (ONGs)”, tal como expuso el ministerio de Hacienda y Finanzas en su portal oficial.

“El regreso de la misión del Fondo se trata de “un nuevo paso hacia la normalidad”

 Según Ámbito, el Centro de Economía Política de la Argentina (CEPA) generó por el contrario una alerta al considerar que “la auditoría sobre las cuentas y números económicos prevista en el “artículo IV” es un “mecanismo para forzar la aplicación de las políticas promovidas desde el organismo en los países en desarrollo”.

Desde el 2006 el FMI no realizaba una evaluación a la Argentina luego de que el entonces presidente Néstor Kirchner decidiera realizar en un solo pago la deuda de más de 9.500 millones de dólares que tenía con el organismo para alivianar la presión que este ejercía sobre el Estado y de cierto modo mantenerlo al margen.