Se celebró el funeral de la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol asesinada en México
Share this on

Se celebró el funeral de la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol asesinada en México

María Villar, sobrina de Ángel Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, fue asesinada en México. La víctima tenía 39 años y llevaba más de tres viviendo en Ciudad de México.

El cuerpo de Villar le fue entregado a sus familiares en la madrugada del 21 de septiembre en presencia de los funcionarios del Consulado de España en México. El sábado 24, el esposo de Villar, Cristiano Do Vale, y el primo, Gorka Villar, viajaron a Bilbao con los restos incinerados dentro de una urna.

El funeral se celebraró el lunes 26 de septiembre “en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Mercedes, en la localidad vizcaína de Las Arenas”, informó El Correo.

La mujer había sido secuestrada el pasado 13 de septiembre en la zona de Santa Fe, pero fue asesinada por sus captores un día después, de acuerdo a los resultados arrojados por la necropsia. Según las investigaciones de las autoridades, los responsables del crimen no hacen parte de una organización criminal, “pero son peligrosos (…) En un inicio (pudieron) haber tenido el objetivo de cometer un secuestro exprés, pero al identificar la voz extranjera de Villar Galaz, pensaron que podían obtener más dinero”, informó El Universal.

El cuerpo de la víctima fue hallado dos días después de su captura, el jueves 15 de septiembre, “por una pareja de pepenadores en el fondo de un barranco ubicado en el camino de terracería que conecta al Mirasol con la comunidad de Tierra Blanca”, según El Sol de México. “¡Pensamos que era un maniquí, pues se veía de buen vestir la muchacha!”, declaró una de las vecinas del lugar al mismo medio.

Las autoridades mexicanas informaron sobre los hechos el pasado martes 20 de septiembre, luego de que la “Procuraduría General del Estado de México (identificara) a la víctima como María Villar Galaz (…)”, agregó El Nuevo Heraldo con información de Asociated Press, agencia que confirmó que “los familiares de la víctima presentaron una denuncia penal ante la procuraduría federal y que el homicidio está bajo investigación”.

La autopsia reveló que el cuerpo de Villar no recibió ningún disparo, “toda vez que según los estudios forenses arrojados, refieren que murió asfixiada, pues fue encontrada cubierta de la cabeza con una bolsa y además encadenada de pies y manos”, agregó El Sol de México.

Villar trabajaba en la multinacional IBM y se desempeñaba en un cargo de alto rango en la División de Servicios de Consultoría de Negocios. “Su desaparición fue dada a conocer el 13 de septiembre por la noche, en redes sociales (…) y presuntamente el secuestro se dio cuando tomó un taxi en el centro comercial Patio Santa Fe, frente a las oficinas de IBM, para dirigirse hacia su casa en la colonia Polanco, delegación Miguel Hidalgo”, añadió Excélsior.

Al respecto, José Manuel García, ministro español de Asuntos Exteriores, se refirió al hecho como “una noticia terrible para todos y una sorpresa tristísima (…) y subrayó que el ministerio se ha puesto a disposición de la familia para ayudarla en lo que pueda”, replicó El Nacional de México.