La vicepresidenta argentina y su entorno están en la mira de la justicia Argentina
Share this on

La vicepresidenta argentina y su entorno están en la mira de la justicia Argentina

Desde hace varios meses la justicia de la Argentina sigue de cerca a la vicepresidenta Gabriela Michetti. Y es que el robo que sufrió en su domicilio a finales del año pasado no ha parado de despertar sospechas. Esta situación se registró el día que fue ratificada como integrante de la fórmula presidencial de Mauricio Macri.

El hecho se registró en su domicilio ubicado en el barrio Balvanera de la ciudad de Buenos Aires. Una vez ocurrido fue muy poco lo que se habló al respecto ya que la afectada decidió mantenerlo así. Sin embargo, algunos meses atrás se pudo saber que en ese robo los maleantes se llevaron consigo cerca de 245 000 pesos y 50 000 dólares, entre otras cosas.

Esta información despertó el malestar de varios sectores del país, que a partir de ese día y hasta hoy continúan preguntándose de dónde salió tanto dinero. Ante tal sospecha fue la misma Michetti quien presionada por el escándalo salió a justificar que el capital no era otra cosa más que una donación que le habían dado para su fundación.

Sin embargo, el abogado Leonardo Martinez Herrero y los diputados del Frente para la Victoria Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade se adelantaron y presentaron dos denuncias ante la justicia argentina, que resolvió iniciarle una causa.

Por lo anterior el juez federal Ariel Lijo -quien está a cargo del expediente -ordenó un operativo en las instalaciones de la organización sin fines de lucro conocida como SUMA con el fin de proceder al decomiso de los libros contables.

Al parecer no sólo Michetti estaría siendo investigada sino también otros miembros del partido PRO (Propuesta Republicana). Según La Izquierda Diario, además de la Vicepresidenta, forman parte de SUMA “el Presidente Provisional del Senado Federico Pinedo como Secretario, la Ex Legisladora Silvina Giudici como Tesorera, mientras que como vocales aparecen el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi; el actual embajador de Argentina en Uruguay, Guillermo Montenegro y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio”. Ese agrega que aunque la empresa parecía contar con un copioso equipo de trabajadores, no contaba con ningún empleado registrado.

De acuerdo al diario Clarín “Michetti afirmó que, de lo robado, 200 mil pesos que estaban en una bolsa de cartón provenían de donaciones a la Fundación SUMA,  45 mil eran para el pago de refacciones en la vivienda y que los 50 mil dólares eran un préstamo de su pareja, Juan Tonelli Banfi, para pagar una maestría de su hijo”. Aunque la afectada intentó justificar el origen del dinero, en lugar de aclarar dudas dividió más las aguas ya que el hecho de que ella presidiera una fundación también fue toda una novedad.

Con esta información en puerta lo primero que empezó a evaluar la justicia argentina  fueron las declaraciones juradas ante la Administración Federal de Ingresos Públicos, AFIP. De esta pesquisa se desprendió que no hay reportes contables anteriores a la demanda, pese a que la entidad labora desde el 2009, sino que recién hace un mes la vicepresidenta realizó una declaración a partir de que el hecho tomó público conocimiento.

Según el portal Infonews, el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo opinó que “quieren hacer creer que Michetti es una especie de Al Capone que mata chiquitos por la noche” ya que le parece “un disparate” que ella como víctima de robo esté siendo investigada, y no al contrario.