Uber resiste ante la presión del gobierno y la justicia argentina
Share this on

Uber resiste ante la presión del gobierno y la justicia argentina

Ni bien se dio a conocer que el fenómeno Uber arribaría a la Argentina, los taxistas fueron los primeros en iniciar paros en su servicio y fuertes manifestaciones. Ahora la justicia no sólo allanó las oficinas de esa empresa de transporte, sino que también estaría evaluando la detención de algunos de sus choferes.

Desde hace 20 días el fiscal Martín Lapadú le solicitó a la jueza Claudia Alvaro bloquear el funcionamiento total de la página web oficial de Uber. Sin embargo, esta se negó y ahora la Cámara de Apelaciones deberá decidir si da o no curso al pedido.

En ese ínterin, la empresa de transporte continuó brindando su servicio, de manera tal que la Fiscalía decidió realizar recientemente cerca de 13 allanamientos en las instalaciones de Uber e inclusive en las casas de algunos de sus conductores, más específicamente aquellos que fueron encontrados manejando pese a la restricción. En estos operativos se secuestraron computadores, servidores y documentación.

Según el portal Infobae, el fiscal Lapadú también analiza la posibilidad de pedir prisión para los involucrados en ese negocio. Por ejemplo en el caso de los chóferes imputarlos por el “exceso del límite de la licencia” básicamente porque los habilita para manejar un auto particular más no para usarlo como medio de transporte público.

Este delito contempla diez días en prisión y dos años de inhabilitación del registro de conducción. En cuanto a los gerentes de la transportadora serían judicializados por violación de la clausura, lo cual implicaría 20 días de prisión y dos años sin poder hacer uso de la licencia.

Pese a los allanamientos el diario La Razón informó que los voceros de Uber solicitaron al presidente Macri una mesa de diálogo porque “creen que el progreso sólo es posible a través del cambio e implica defender lo que es mejor para los ciudadanos”.

“Somos una fuente digna y flexible de ingresos para los ciudadanos”

Aunque el mandatario Mauricio Macri se opuso a la instalación de Uber, los primeros dos días de convocatoria ya se habían inscrito al menos 10.000 personas. Con el propósito de frenar este fenómeno el gobierno decidió presentar una iniciativa que consiste en el diseño de una aplicación llamada “Taxi BA”.

Dicha propuesta no solo permite que los usuarios soliciten el servicio a través de su celular sino que a su vez habilita el pago con tarjeta de débito y crédito.También a través de esta plataforma se podrían registrar más datos específicos del viaje tales como: “las principales características del mismo como fecha, hora, lugar de inicio y fin del servicio, y el importe abonado” de acuerdo a lo informado por La Nación.

Si bien los taxistas no sólo protestaron porque su trabajo se vio reducido, también adujeron que aunque el servicio es más económico la seguridad para el pasajero no es la misma, al no contar con un seguro y al chófer no estar registrado oficialmente. Para ser conductor de Uber tan solo basta con poseer un registro de conducción y tener 18 años cumplidos. De seguros y habilitaciones nadie habla, tampoco de cómo continuará el panorama para la empresa, motivos por los  cuales aún están encendidas las alarmas en el país.