El asesinato y violación de una adolescente reaviva la lucha contra el feminicidio en Argentina
Share this on

El asesinato y violación de una adolescente reaviva la lucha contra el feminicidio en Argentina

Desde hace unos días la muerte de una adolescente de 16 años en Argentina estremeció a todo el país. Lucía Pérez fue el nombre que trascendió tras haber sido obligada a consumir altas dosis de cocaína para luego ser víctima de una atroz violación y un empalamiento.

En las últimas horas las autoridades detuvieron en un balneario de Mar del Plata —a 400 kilómetros de la capital— a Alejandro Alberto Maciel de 61 años quien habría participado como cómplice necesario en el salvaje crimen. Además, Juan Pablo Offidani, de 41 años e hijo de un prestigioso escribano, y Gabriel Farias, de 23, habían sido detenidos en la Unidad Penal 44 de Batán bajo sospecha de “homicidio agravado criminis causa y abuso sexual seguido de muerte”.

Las autoridades creen que Maciel, el tercer capturado, ayudó a bañar el cuerpo de la joven para tratar de adulterar las pruebas. Los testimonios de varios vecinos que lo vieron llegar en una camioneta a la residencia de Farías —en donde se habría cometido el hecho—, fueron claves para que los efectivos de la Policía pudieron dar con su paradero.

Tras su reciente detención, a la cual no opuso resistencia, Maciel le “hizo saber a la fiscal Sánchez que no iba a prestar declaración”, publicó el diario La Capital de Mar del Plata. Sin embargo, añade que “sí aceptó someterse a todo tipo de pericias toxicológicas y psicológicas”.

Respecto a los otros dos detenidos, se sabe que llevaron a la adolescente al hospital aduciendo que habría sufrido una descompensación, pero las primeras pericias desmintieron esa versión y permitieron develar que la joven murió por “reflejo vagal”, shock provocado por el dolor fatal que padeció.

Los padres de la joven, quienes han encabezado diferentes manifestaciones, denunciaron haber sido amenazados de muerte por exigir justicia para su hija. También protestaron por las “irregularidades” que para ellos cometió el hospital. “Cuando llegan a la sala, simularon que era adicta, que había consumido, inhalado y que se descompensó por eso, lamentó la madre en diálogo con Radio Mitre. “Mi hija no pierde la vida por la droga, sino por el dolor que le hicieron pasar”, agregó.

“Ya lo dijo la fiscal María Isabel Sánchez: Perdió la voluntad de defenderse porque estaba muy drogada”

En rechazo por el asesinato de la adolescente, el colectivo ‘Ni Una Menos’ decidió hacer una convocatoria para realizar el primer Paro Nacional de Mujeres en Argentina. La idea es que el próximo miércoles 19 de octubre entre la 1 y las 2 de la tarde las mujeres interrumpan sus actividades como protesta contra la violencia de género. A su vez, la iniciativa las invita a sumarse a las diferentes concentraciones que se llevarán a cabo en el país.

“Lucía conoció el viernes a un joven de 23 años, con quien la habían puesto en contacto porque quería comprar un cigarrillo de marihuana, y al día siguiente la convenció de acompañarlo a su casa. Ella aceptó. Ese fue su error y le costó la vida”, indicó el Diario 26.

Según ese medio, al momento de realizar el allanamiento de la casa en donde ocurrió el asesinato de la adolescente, fue encontrada una “gran cantidad de preservativos, cucharas con restos de cocaína y marihuana, y otro medio kilo de estupefacientes en la camioneta”, la misma que habrían utilizado para trasladarla al hospital.

Entre tanto, mientras avanza la investigación las autoridades estudian la posibilidad de interrogar a dos de sus compañeras de colegio, luego de que los padres de la víctima señalaron a una de las jóvenes como “la entregadora” de Lucía.