Gobernador de Veracruz renunció a su cargo tras ser acusado de corrupción
Share this on

Gobernador de Veracruz renunció a su cargo tras ser acusado de corrupción

Javier Duarte, quien hasta hace unos días ejerció como gobernador del estado de Veracruz, en México, decidió dejar su cargo para enfrentar las acusaciones por corrupción que pesan sobre él.

El pasado 12 de octubre, Duarte anunció: “Por el gran amor que le tengo a mi estado es que decido (pedir) licencia a mi cargo de gobernador a 48 días de dejar mi administración y responder a acusaciones”, replicó El Universal.

Desde su cuenta de Twitter reforzó sus declaraciones:

El exgobernador –que hace parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI)– es investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) desde el pasado mes de septiembre por delitos de corrupción, desvío de recursos y enriquecimiento ilícito.

El portal Animal Político publicó en el mes de mayo una investigación que puso en evidencia que durante el gobierno de Duarte la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de Veracruz “dio más de 40 contratos a empresas fantasma por conceptos como cobijas materiales o despensas, sin que haya pruebas de que beneficiarios los recibieron”.

Adicional a ello, ese mismo medio informó que “la auditoría de la Cuenta Pública 2015 de Veracruz descubrió que el año pasado se desviaron más de 400 millones de pesos con este modus operandi, que coincide plenamente con el utilizado en 2012, 2013 y 2014 para desaparecer casi mil millones”.

Pero Duarte no es el único miembro del PRI a quien hoy tiene en la mira la Procuraduría: también lo están Roberto Borge, exgobernador del estado de Quintana Roo, y César Duarte Jáquez, gobernador de Chihuahua.

Y tal y como lo indicó el portal Univisión, ha sido “su mismo partido, que los apoyó al inicio de su gubernatura, (el que) les ha dado un revés, iniciando con el gobernador Javier Duarte, a quien la comisión de justicia del PRI le arrebató sus derechos políticos como militante”.

Al respecto, en entrevista para el Grupo Imagen Multimedia replicada por Excélsior, el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, dijo que su partido “hizo todo lo necesario para impedir el blindaje a favor de gobernadores y (que) las investigaciones que sean necesarias, continuarán”. Afirmó también que el PRI “actuará de manera contundente y sin que le tiemble la mano para con cualquier servidor que porte la bandera del partido” y que “(ejercerán) la rendición de cuentas (pues) es importante (combatir) a la corrupción”.

La oposición teme que la licencia de Duarte sea solo una cortina de humo para poder fugarse, por eso “presentaron la proposición de un punto de acuerdo, a fin de que el Senado se pronuncie con un llamado para que la PGR tome las medidas cautelares para evitar que Javier Duarte de Ochoa se sustraiga de la acción de la justicia y enfrente los delitos que se le imputan”, según El Universal.

Por lo pronto, el gobernador interino será Flavino Ríos, quien se desempeñaba como secretario de Gobierno de Veracruz y era mano de derecha de Duarte, quien a su vez lo felicitó por ser su sucesor.