Daniel Ortega aceptó reunirse con la OEA para dialogar sobre elecciones en Nicaragua
Share this on

Daniel Ortega aceptó reunirse con la OEA para dialogar sobre elecciones en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aceptó la propuesta de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), para sentarse a dialogar sobre el proceso electoral del país, la cual se llevará a cabo el próximo 6 de noviembre.

En estas elecciones, en las que se escogerán presidente, vicepresidente y diputados, no participará “la oposición organizada en la Coalición Nacional por la Democracia porque fue ilegalizada, mientras que la observación electoral independiente fue prohibida por una decisión presidencial”, tal como informó Confidencial.

Por eso y bajo este panorama, a través de un comunicado, la OEA manifestó que “el Gobierno de Nicaragua recibió el informe con disposición a trabajar en una Mesa de conversación e intercambio constructivo con la Secretaría General de la OEA para analizar en forma conjunta los temas relacionados (…) e implementarán un mecanismo de conversación e intercambio a tales efectos”.

Por su parte, el gobierno de Ortega respondió que “ratifica su permanente disposición de sostener, en todos los espacios, conversaciones e intercambios constructivos que contribuyan a fortalecer la Estabilidad, la Seguridad y la Paz de las Familias nicaragüenses (…) y confirma la implementación de un Mecanismo de Conversación e Intercambio con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en respeto y comunicación constructiva”, replicó El 19 Digital.

El informe enviado por la OEA no se hizo público, por eso la oposición exige todo lo contrario, con el fin de que “el pueblo nicaragüense y la opinión pública conozcan su posición sobre el proceso electoral y las votaciones del seis de noviembre”, señaló Confidencial.

Tampoco se conoce la fecha en la que iniciarán las reuniones. Sin embargo, diferentes líderes políticos han destacado la importancia de este encuentro. Así lo hizo Roberto Rivas, presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) quien en entrevista con El Nuevo Diario afirmó: “En lo personal y como autoridad electoral me alegran mucho las declaraciones y el comunicado de la Secretaría General (de la OEA), pero más me alegra la respuesta que el Estado de Nicaragua ha dado a la propuesta de este organismo”.

Así mismo, la oposición también celebró la reunión de Ortega con la OEA, pues la considera “un triunfo de los demócratas de Nicaragua (quienes han manifestado) su voluntad para encontrar una salida no violenta a la imposición dictatorial”, mas advierten “a la nación y a la comunidad internacional para que este diálogo no derive en una componenda y maniobras internas, y que Ortega lo instrumentalice, pretendiendo ganar tiempo y legitimidad, y encubra el continuismo, corrupto y dictatorial”, reza el comunicado del Frente Amplio por la Democracia, compartido a través de su cuenta de Facebook.

La desconfianza también la comparte el experto en temas electorales, José Dávila, a quien le parece sospechoso el cambio de postura de Ortega teniendo en cuenta que durante la Asamblea General de la OEA, realizada en junio de este año, Denis Moncada, representante de Nicaragua ante este organismo, “subrayó que para el Gobierno Sandinista es inaceptable que Almagro, abusando de su cargo, actúe de forma injerencista en detrimento de la estabilidad de gobiernos legítimos, del desarrollo sostenible de nuestros países y el fortalecimiento institucional”, replicó en su momento el portal La Voz del Sandinismo.

Por eso Dávila le dijo a La Prensa que lo que cree es que Ortega “busca ganar tiempo y mejorar un poco su imagen desacreditada por el colapso institucional en que tiene al país (y que) difícilmente querrá anular, posponer o programar nuevas elecciones”.