Maduro irá a juicio político por ‘atentar contra el orden constitucional’
Share this on

Maduro irá a juicio político por ‘atentar contra el orden constitucional’

El Congreso de Venezuela resolvió abrir un juicio político contra el presidente Nicolás Maduro por haber “roto el orden constitucional” del país.

La medida era ampliamente esperada después de que los legisladores se declararan en rebelión abierta a raíz de la suspensión de la semana pasada del referendo que solicitaba la revocatoria del mandato presidencial. Pero la llegada a este punto no resultó nada fácil. Durante las sesiones del parlamento irrumpieron militantes chavistas que incluso hicieron que el presidente de la misma, Henry Ramos Allup, reaccionara enérgicamente pidiendo orden y advirtiendo de la gravedad de lo que sucedía

En la votación se ordenó a Maduro comparecer ante el Congreso la próxima semana, el 1 de noviembre, para defenderse. Sin embargo, el juicio político no tendrá en Venezuela las mismas consecuencias que tuvo en Brasil el llamado ‘Impeachment’ de Dilma Rousseff, y será más un debate abierto sobre sus responsabilidades.

El mismo Ramos lo aclaró en la sesión de este martes, según BBC Mundo: “He escuchado una especie de confusión por mala lectura de la Constitución o mal entendimiento, confundiendo juicio de evaluación política con juicio de destitución del presidente”, dijo.

Desde República Dominicana, la canciller Delcy Rodríguez se manifestó en concordancia con esto, pero en términos condenatorios al respecto, tal como reseñó El Universal. La ministra evocó el caso de la presidenta de Brasil y aseguró que el juicio político “no procede” porque no existe esa figura en la constitución venezolana.

El Nacional habla de algunos posibles escenarios que sí podrían suceder y llevar a la destitución presidencial. Con base en la Constitución, un camino a la destitución pasaría por demostrar la “falta absoluta del presidente”, a sus funciones o su cargo. La cuestión en este caso sería demostrarlo; consultado por ese mismo medio, el jurista José Vicente Haro lo ve posible: “(Maduro) prácticamente ha abandonado su cargo porque en sus políticas públicas no ha cumplido ni contribuido a solucionar las problemáticas que afectan a la nación”.

Otro escenario sería el de la responsabilidad política por irregularidades en su gabinete durante su gestión en general. Para ello, El Nacional describe todo un procedimiento que resultaría mucho más dispendioso:

  1. “El Parlamento debe conformar una comisión de legisladores que realice las averiguaciones. Luego, se debate y somete a votación en sesión parlamentaria.
  2. Una vez aprobado el documento debe ser remitido al Consejo Moral Republicado (Poder Ciudadano).
  3. Cuando el Consejo ratifique los delitos, debe solicitar el enjuiciamiento a la Sala Plena del TSJ, que decide si lo acepta y se descarta o sentencia su destitución.

Para Haro, algunas de las medidas tomadas por el presidente pueden acarrearle consecuencias como responsable de “quebrantar el orden constitucional”: “aprobar sin consentimiento del Legislativo los decretos de Estado de excepción o el Presupuesto Nacional. Además, también están las limitaciones para activar el referéndum revocatorio”, detalló.

Ese diario afirma que el legislativo, controlado en su mayoría por la oposición, ya evalúa cuál será el camino a seguir y por medio de cuál de estas herramientas se juzgaría la conducta presidencial.