Miles de venezolanos marcharon contra el gobierno de Maduro
Share this on

Miles de venezolanos marcharon contra el gobierno de Maduro

Decenas de miles de manifestantes cumplieron con lo que se plantearon cuando se convocaron, al saber que el revocatorio del presidente Nicolás Maduro se había suspendido: se tomaron Venezuela. Masivamente coparon las principales avenidas y plazas en la capital venezolana, bloqueando los principales accesos de la ciudad.

Los manifestantes también se lanzaron a las calles en otras grandes ciudades del país para pedir, entre otras, la renuncia del presidente, Nicolás Maduro, mostrar su apoyo a los líderes de la oposición, exigir la realización del revocatorio, condenar la mala gestión gubernamental que ha desembocado en una crisis integral, y repudiar la ‘dictadura’.

Medios locales informaron de enfrentamientos con la policía y uso de gases lacrimógenos en las capitales de provincia. Algunos manifestantes dijeron que les fue imposible llegar a Caracas porque el gobierno cerró carreteras y estaciones de metro.

Entre los opositores que asistieron se destacó la intervención de Lilian Tintori, esposa del encarcelado Leopoldo López. El líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, por su parte, le dio plazo hasta el 3 de noviembre al gobierno para reanudar el proceso democrático, o de lo contrario dirigirán las marchas al palacio de Miraflores.

Además, el opositor aseguró que por la ausencia de manifestantes de otras regiones no lo hicieron en esta oportunidad, pero que a la próxima sí tendrán como objetivo la residencia presidencial, según El Universal. “Hoy vamos a iniciar una ruta que no es más de lo mismo. Nos han robado nuestro derecho a votar y yo dije que si lo hacían pasábamos a otra etapa”, agregó.

“He defendido el camino electoral porque tenemos que ver el país más allá de Maduro. Tenemos que ver el día después de que se vaya Maduro. Nosotros tenemos que vernos como los que vamos a salvar a Venezuela. Tenemos que convivir con nuestras diferencias” -Capriles

Los partidarios del gobierno también llevaron a cabo una manifestación mucho más pequeña en el centro de la ciudad. Escuelas y locales comerciales cerraron con miras a la gran concentración. El presidente Maduro se en duros términos a los opositores, deslegitimó su protesta y usó incluso términos desobligantes en su contra.

Diálogo truncado

Fuera del país, el presidente había adoptado un tono muy diferente respecto a la oposición. A comienzos de semana, el jefe de Estado venezolano anunció en su visita al Vaticano la apertura de un diálogo con los líderes de la oposición en la Isla Margarita el próximo 30 de septiembre. El presidente dijo a la Deutsche Welle que “se venía preparando” y que espera que se consolide.

No obstante, el secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, se mostró escéptico sobre el anuncio señalando que el diálogo no puede ser usado como “estrategia del gobierno para ganar tiempo”.

Vea también: Maduro irá a juicio político por ‘atentar contra el orden constitucional’.

Capriles había manifestado a El Nacional sus reparos sobre la voluntad real del gobierno de avanzar sobre algún acuerdo, pero sobre todo pudo condiciones como que que se desarrollen en Caracas, la presencia de veedores válidos y sobre todo de medios de comunicación.

“El gobierno llama a diálogo porque está con el agua al cuello” -Henrique Capriles

El detonante de la crisis actual fue la decisión de tribunales de diferentes regiones del país de suspender la recolección de firmas del 20 por ciento del padrón electoral, que estaba programada para esta semana, sosteniendo que en cinco estados se habían presentado irregularidades como la presunta falsificación de firmas.

Vea después: Tribunales suspenden revocatorio de Maduro por presunto fraude.

Esa misma providencia le habría impedido la salida del país a Capriles y más de una decena de sus copartidarios, considerándolos responsables del supuesto fraude.

Con información de la agencia AP.