Muerte de familia colombiana en Australia podría haber sido intencional
Share this on

Muerte de familia colombiana en Australia podría haber sido intencional

La noticia de la muerte de una familia colombiana entera en Australia conmocionó a ambos países este fin de semana. Las autoridades confirmaron que “los cuerpos de Fernando Manrique, de 44 años, su esposa María Claudia Lutz Peña, y sus dos hijos, Elisa, de 11, y Martin, de 10, fueron encontrados en su casa”, tal como informó el Daily Telegraph, que añadió que incluso “su perro fue encontrado muerto”.

Sin embargo, una última versión adelantada por ese mismo medio apunta al padre, un “ejecutivo tecnológico de alto vuelo cuyo trabajo lo llevó alrededor dle mundo”, pero quien habría “convertido la casa de familia que construyó hace 11 años en una cámara de gas”.

En la instalación se habrían encontrado bombonas de gas que habrían sido usadas para envenenar a la familia. El Telegraph incluso añade que en días anteriores sus vecinos lo habrían visto maniobrar con herramientas especiales en el techo del inmueble, aparentemente en un dispositivo que habría dispersado el gas hacia las habitaciones.

Dos señas en particular indicaban que los decesos podrían haber sido fruto de la casualidad; la falta de marca alguna en los cadáveres y el hecho de que la mascota también había muerto. Sin embargo, las pesquisas posteriores al hallazgo de los cuerpos, de la madre con uno de los niños y de las otras dos víctimas en cuartos separados, sería evidencia que hubo acciones deliberadas tras el hecho.

El Sydney Morning Herald detalla que los chicos de la familia procedente de Bogotá tendrían problemas de aprendizaje, por lo que estudiaban en una institución especial. Pero eso no le impidió a su madre ganarse el reconocimiento por su devoción hacia sus hijos. El director Warren Hopley la identificó como “miembro activo de la escuela” y “una mujer excepcional”.

No obstante, la relación de la pareja habría sido muy distante y por veces tensa, al punto de que se habría visto a la madre abandonar la casa sola con sus hijos. “Ella siempre tenía una apariencia seria en su rostro”, dijo una fuente al Telegraph. “Pensándolo bien, se veía como si tuviera dolor”, agregó.

Por lo pronto solo los exámenes toxicológicos darán una verdadera idea de las causas de la muerte, mientras la comunidad continúa tratando de recuperarse del shock por lo sucedido.