Cuba emplea obreros de la India en vez de mano de obra local para construir hoteles
Share this on

Cuba emplea obreros de la India en vez de mano de obra local para construir hoteles

La presencia de trabajadores de la India en Cuba ha generado el descontento en ciertos sectores. Algunas empresas del país han decidido contratar a personas de esa nacionalidad para ejecutar proyectos de construcción.

La polémica inició cuando obreros indios fueron elegidos para edificar hoteles de alta categoría en lugar de emplear a los mismos ciudadanos cubanos. Uno de los motivos que al parecer habría determinado esta elección radica en el hecho que de los trabajadores asiáticos tendrían mayor experiencia en lo que a este tipo de estructuras se refiere.

Una de las construcciones que por estos momentos se levanta en Cuba, es la del hotel de Gaviota en La Habana, que se encuentra en medio de la controversia desde el pasado mes de julio, cuando se dio a conocer públicamente esta situación.

Las diferentes versiones que hoy en día circulan en Cuba indican que uno de los justificativos responde al profesionalismo y especialidad que tienen los trabajadores de la India en obras de esa índole. Lo que a su vez permite a las grandes constructoras e inversoras extranjeras efectivizar sus recursos. Es decir, que gracias al conocimiento de los obreros, la calidad de su labor es más alta y el tiempo empleado para llevarla a cabo es mucho menor que si se contrata a una persona que no cuenta con dicho bagaje.

Fuentes consultadas por el portal Martín Noticias señalan que lo anterior se debe a que “no hay albañiles, plomeros, carpinteros o electricistas disponibles en Cuba con la calificación necesaria para trabajos de calidad”, motivo por el cual la constructora extranjera prefiere no correr el riesgo de “perder su inversión”.

Detrás de este tipo de edificaciones se encuentra la inmobiliaria cubana Almest, que ya es dueña de un gran renombre en esa nación. Si bien la compañía es local, cuenta con un amplio directorio de constructoras extranjeras como la firma francesa Bouygues. En la actualidad esa empresa es la responsable de contratar a cientos de ciudadanos indios.

Lo paradójico es que otras de las cuestiones que genera incomodidad entre los nacionales cubanos y los extranjeros es el dato que trascendió respecto a la gran diferencia salarial que reciben unos y otros. Por ejemplo, el diario Nuevo Herald asegura que a menudo la mano de obra local —utilizada para la construcción de hoteles— es empleada a través de “13 agencias” estatales que “contratan al trabajador por un salario en moneda nacional”.  

Estas empresas suelen trabajar de la mano de compañías extranjeras, lo que les permite “ajustar su precio en dólares”. Según ese medio, esto se convierte en un “negocio que permite importantes ganancias al Estado, que se queda con la mayor parte de los beneficios”.

Vale recordar que en los últimos años la cantidad de turistas en Cuba ha incrementado considerablemente, lo que ha obligado a la creación de nuevas infraestructuras hoteleras para dar abasto con las exigencias del mercado.

En diálogo con el diario Juventud Rebelde, las autoridades de la inmobiliaria Almest se atrevieron a asegurar que “el rendimiento de los trabajadores de la India en las obras es tres o cuatro veces superior al registrado como media en el país”.