Avión del Chapecoense finalista de la Copa Sudamericana se estrelló en Colombia
Share this on

Avión del Chapecoense finalista de la Copa Sudamericana se estrelló en Colombia

La noche de este lunes se reportó la desaparición de la aeronave CP2933 de la aerolínea Lamia que partió desde Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, hacia la ciudad de Medellín, transportando a la Associação Chapecoense de Futebol, que jugaba este miércoles en la noche el partido de ida de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional.

Autoridades aeronáuticas colombianas notificaron antes de la medianoche de la desaparición del avión que hasta el momento solo se conocía que procedía desde Bolivia:

Posteriormente se confirmó que la aeronave venía con 72 pasajeros y 9 tripulantes, y que esta habría colisionado en la región conocida como Cerro Gordo, en el municipio de La Unión, departamento de Antioquia. El aeropuerto José María Córdova de Medellín, a donde debería haber llegado el equipo, reportó que el lugar no era de fácil acceso y que el clima no ayudaría para la asistencia del siniestro.

El primer comunicado oficial confirmó estas versiones y dio algunos detalles del operativo puesto en marcha tras lo sucedido:

Las primeras imágenes divulgadas por periodistas colombianos mostraban un escenario completamente oscuro con un avión hecho pedazos y un escudo del equipo, pero sin indicios de una explosión o un incendio:

Hasta ese momento no se hablaba de víctimas mortales, y por el contrario se daban mensajes de esperanza que hablaban de varios sobrevivientes, pero no había confirmación oficial.

Versiones periodísticas indicaron que los pilotos habrían reportado un problema eléctrico, por lo que un piloto sugirió a la emisora RCN Radio la hipótesis de que la tripulación habría decidido vaciar los depósitos de combustible y evitar consecuencias peores ante una colisión.

Sin embargo, tomó más fuerza la aparente falta de combustible que habría generado el siniestro tras sufrir además una falla eléctrica. Esto podría deberse a que por el mal clima habrían tenido que esperar a que les dieran pista, y que al no tener una pronto, se precipitaron a tierra ya con el tanque vacío.

Pasadas las 2 de la madrugada, esa emisora confirmó la llegada de uno de los primeros heridos, el defensor del Chapecoense Alan Ruschel al hospital San Juan de Dios del municipio de La Ceja.

Allí también arribaría una de las azafatas y a un centro hospitalario de la capital antioqueña llegaría el portero Jakson Follman, de acuerdo con el canal TeleMedellín. El otro guardavalla, Danilo, también llegaría a La Ceja. Con ellos serían unos 6 los sobrevivientes iniciales, pero con el paso de las horas otras versiones eran menos optimistas al respecto.

El partido se debería jugar hacia las 6;45 de la tarde del miércoles en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. Incluso Nacional, el que iba a ser el rival de los brasileños en la final, lamentó en redes sociales lo sucedido:

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) se manifestó notificada del accidente y suspendió toda actividad futbolística en su calendario hasta nueva orden y que el presidente de la misma se trasladará a Medellín.

“Todas las actividades de la Confederación quedan suspendidas hasta nuevo aviso”

Noticia en desarrollo…