ONU solicitó a Argentina la liberación de una reconocida líder sindical
Share this on

ONU solicitó a Argentina la liberación de una reconocida líder sindical

La Organización de Naciones Unidas (ONU) le sugirió en días pasados al gobierno de Argentina liberar a la líder sindical Milagro Sala, quien se encuentra detenida en una cárcel de mujeres en Alto Comedero, Jujuy. La militante fue detenida en enero acusada de extorsión, asociación ilícita y fraude a la administración pública.

Sala, dirigente del movimiento barrial Tupac Amaru y  diputada del Parlamento del Mercosur (Parlasur), recibía fondos del gobierno destinados a la construcción de viviendas para las familias de bajos recursos. Sin embargo, hay sectores que la acusan de hacerse del dinero para su beneficio propio.

En principio la disidente fue arrestada por organizar un acampe en las afueras de la casa del gobierno provincial para protestar contra la administración del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. Si bien, en su momento Morales pidió el desalojo de las organizaciones protestantes y solicitó un diálogo con Sala, esta se negó.

De acuerdo a La Nación, los manifestantes reaccionaron luego de que el gobernador anunciara la reorganización de lo subsidios, ya que con esta medida ellos “perderían los planes sociales que cobran cada mes y su participación en las cooperativas de construcción de viviendas”.

Una vez que el gobernador de Jujuy decidió denunciar penalmente a Sala ante la justicia por el acampe, las autoridades procedieron a arrestarla. Para Morales, la líder política incitó a generar desorden público a la conglomeración de personas que reunió.

La ONU emitió un comunicado en el cual calificó la detención como “arbitraria”, e indicó que el gobierno de Mauricio Macri no solamente debía dejarla en libertad sino también darle una reparación monetaria por el tiempo que ha estado en prisión, ya que los elementos que hacen parte de la causa no justifican su prisión preventiva.

No obstante, una vez en prisión el mandatario provincial señaló a la líder sindicalista de estar detrás “del robo de 29 millones de pesos pertenecientes al Estado”, según otra información de ese medioSumado a la anterior declaración se encuentran otras denuncias que complicaron la situación legal de Sala. Por ejemplo, Dora Silisque, quien hizo parte de la Tupac Amaru, aseveró que junto a 15 compañeras retiró 50 mil pesos del Banco Nación por orden de la líder.

El portal Noticias publicó que la miembro del Tupac Amaru “concretaba los desvíos” a través de “cooperativas” afines. La modalidad consistiría en utilizar a empleados que “prestaban su documento de identidad” para hacerse pasar como los “beneficiarios de planes sociales” para cobrar el dinero que posteriormente le era entregado a esa organización barrial.

De hecho en uno de los allanamientos en su propiedad las autoridades de Argentina encontraron cerca de 30 maletas y una máquina para contar billetes.

La misma Milagro Sala presionó desde la cárcel para que el gobierno acate lo expresado por la comisión de Naciones Unidas, junto con las demás disposiciones, pero el presidente no se ha manifestado al respecto.

Desde que fue detenida, se han registrado varias manifestaciones exigiendo su libertad. De igual manera, la justicia adelanta una causa por intimidación, ya que el jefe de Estado ha recibido amenazas contra la integridad de su hija menor ante la decisión de mantener detenida a la dirigente social argentina.