Iglesia Católica de Uruguay reconoció más de 40 casos de pederastia
Share this on

Iglesia Católica de Uruguay reconoció más de 40 casos de pederastia

La iglesia católica en Uruguay reconoció los más de 40 casos de abuso sexual que presuntamente involucran a algunos de sus miembros. En tan solo siete meses la institución religiosa recibió las denuncias por pederastia que hasta el momento no fueron llevadas ante la justicia.

Desde el pasado mes de abril la iglesia católica de ese país decidió habilitar una línea telefónica exclusiva para tomar conocimiento de estos hechos irregulares, que tienen a varios sacerdotes en la mira.

Aunque según el diario El País algunos de los hechos expuestos ocurrieron en los últimos 70 años, para el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, “la mayoría de los casos son hechos desagradables, pero no son violaciones”. No obstante, hasta el momento cuatro religiosos fueron removidos de sus posiciones en Uruguay. “Dos de ellos fueron expulsados y dos fueron sancionados indefinidamente”, informó ese medio.

La iglesia pidió perdón a la comunidad y en especial a los menores que han sido víctimas de abuso sexual cometido por sacerdotes y miembros de su comunidad. A su vez, ha hecho hincapié en su compromiso para evitar que este tipo de hechos se reproduzcan y su interés por trabajar en espacios más seguros.

Desde que el papa Francisco llegó al Vaticano, en su nunciatura ha reconocido la existencia de situaciones de pederastia en diferentes lugares del mundo. Es así que con el propósito de hacer frente a este panorama decidió crear la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores en el 2014.

De acuerdo al portal de la Iglesia Católica en Uruguay, la Comisión tiene como propósito “elaborar y proponer proyectos normativos que garanticen ambientes seguros en parroquias y centros educativos”. Además, de buscar el fomento de charlas preventivas acerca del abuso sexual de menores.

Lo cierto es que esta conducta aberrante ocurre hace muchos años y recién ahora cuando los hechos salen a la luz pues lamentablemente o las víctimas ya son adultos o los victimarios ya han fallecido. Hasta el momento las autoridades episcopales de Uruguay reportan 44 casos en total. De los cuales se estima que al menos cinco corresponden a conductas irregulares ocurridas en la última década.

Si bien no existe un estudio concienzudo acerca de la cantidad de casos de pederastia episcopal en el mundo, ya en el 2014 el Comité para los Derechos de la Infancia de la Organización de Naciones Unidas  (ONU) denunció a la Iglesia católica por incumplir y violar la Convención sobre los Derechos de los Niños.

En su descargo, la Comisión solicitó una reforma en el derecho canónico para de esta manera someter a la justicia a aquellos presbíteros que han atentado contra la integridad de un menor de edad.

“En América Latina y el Caribe, uno de cada 3 niños va a ser abusado antes de completar su etapa puerperal. Es decir,  224 niños por hora, 4 niños por cada minuto y cada 1 cada 15 segundos”, publicó la Fundación Adoptar de Argentina.