Sexo con animales propiciaría la aparición de cáncer de pene
Share this on

Sexo con animales propiciaría la aparición de cáncer de pene

La zoofilia, acción de sostener una relación sexual con un animal, es una práctica que todavía se mantiene en algunas poblaciones rurales, incluso como rito de iniciación en la materia para los jóvenes varones.

Aunque nunca ha sido aceptada, sino más bien mantenida como un secreto a voces, hasta el momento solo los animalistas se habían pronunciado en contra. Ahora la ciencia dice su parte, relacionándola con la aparición de cáncer.

Un estudio de la Universidad Javeriana de Colombia habría encontrado indicios suficientes para comenzar a investigar la influencia de estas prácticas en el caso de un paciente con síntomas suficientes para ser diagnosticado con cáncer de pene. De acuerdo con el diario El Espectador, el hombre habría llevado a cabo estos actos frecuentemente desde joven, a lo que se le sumaba un historial de promiscuidad con varias parejas ocasionales, incluidas prostitutas, e incluso tabaquismo.

Particularmente se le hallaron las cepas 16, 33 y 58 del virus del papiloma humano, el cual es uno de los que también ha sido hallado en 54 especies diferentes, entre canes, equinos, bovinos, ovinos y felinos.

Al ser un tipo de cáncer poco común en Colombia, los científicos establecieron que la mayoría de los casos en que se da se presentan en los departamentos de Córdoba y Sucre, en la zona norte del país, donde estas costumbres están todavía arraigadas.

El epidemiólogo de esa universidad Diego Rosselli dijo a ese diario que un estudio brasileño “mostró una asociación que concuerda con nuestra distribución por departamentos”, y que “los virus de papiloma están presentes en especies animales y producen tumores benignos y malignos”.

No obstante, llegar a establecer la relación no solo fue complicado por la ausencia de referencias médicas y científicas, de las cuales solo había una local en la que se corroboraba la aparición del virus en animales de granja comunes en la región. Noticias Caracol agrega que para el paciente y su familia fue todavía más duro llegar a establecerlo por la vergüenza que le daba aceptarlo, siendo un hombre solitario que vivía en una granja de una zona rural.

“De pronto por su condición de persona sola, del campo, analfabeta, toda esta cuestión de pronto lo llevo a esto. Y ya cuando se vio enfermo, por pena, él no dijo nada y muchísimo menos el aceptar que tenía relaciones con animales”, dijo una sobrina del hombre a ese noticiero.

De parte de la universidad aseguraron que lo hallado hasta el momento les permitirá comenzar una investigación mucho más formal al respecto, con el fin de establecer los alcances del vínculo entre la práctica y la enfermedad.